Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Endesa refuerza el suministro eléctrico en la comarca de Huéscar con dos nuevas líneas de media tensión

Para esta actuación se han utilizado materiales de última generación que confieren a las líneas mayor resistencia y capacidad, informa Endesa en una nota

Líneas de tensión eléctrica
E.P.


image_print

Técnicos de Endesa han finalizado los trabajos de ejecución y puesta en servicio de dos nuevos tramos de las líneas de media tensión (20 kilovoltios) que amplían la capacidad y mejoran la calidad del servicio eléctrico en los municipios de Galera, Orce y Puebla de Don Fadrique, en la comarca granadina de Huéscar.

Los nuevos tramos de las líneas aéreas –cuya ejecución ha supuesto una inversión de 75.000 euros– permiten reforzar la red general de abastecimiento de estas poblaciones gracias a la reconfiguración de la red en la zona, dotándola de mayor fiabilidad y capacidad.

Para esta actuación se han utilizado materiales de última generación que confieren a las líneas mayor resistencia y capacidad, informa Endesa en una nota.

De hecho, los nuevos tramos han sido ejecutados con elementos que aseguran, además, un óptimo rendimiento y facilitan la operatividad de las instalaciones.

Estas líneas, suponen nuevos tramos de las líneas ya existentes denominadas San Clemente y El Margen (de la subestación Huéscar). La primera de ellas, ampliada en más de tres kilómetros para el refuerzo y mejora de la red eléctrica de Puebla de Don Fadrique, llega hasta dos centros de distribución eléctrica que se encuentran a las afueras de esta localidad.

Por otra parte, la línea aérea de media tensión El Margen, se ha ampliado en más de dos kilómetros para reforzar el suministro de Galera y Orce, a la vez que se utilizará también para realimentar la localidad de El Margen. La subestación Huéscar, de donde parten las estas líneas, cuentan en total con nueve líneas de distribución y reparto.

Además, dispone de dos transformadores de 66/20 kilovoltios y 20 y 15 megavatios de potencia respectivamente, y está dotadas de un Sistema Integrado de Control y Protecciones (SICP), herramienta que facilita y agiliza su maniobrabilidad y permite un mejor y mayor control así como un menor tiempo de respuesta en caso de producirse una interrupción del suministro gracias a su interconexión con el Centro de Operación de la Red situado en Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *