Viernes, 21 Julio, 2017

            

Endesa introduce la utilización de “drones” en Andalucía para revisar el estado de la red eléctrica

Los aparatos teledirigidos, y equipados con cámaras de vídeo, se utilizan como complemento de las inspecciones con helicóptero.

Gabinete


image_print

Endesa ha presentado en Sevilla un nuevo y novedoso sistema de inspección de líneas que ha comenzado a utilizar recientemente en otros territorios para extenderlo a los trabajos que en este campo se realizan en Andalucía: se trata del uso de “drones” equipados con cámaras de visionado y grabación de alta resolución para registrar y revisar de forma telecontrolada el estado de la red eléctrica. Estos aparatos aéreos no tripulados permiten inspeccionar las líneas sobre todo en puntos de difícil acceso, por lo que son una medida complementaria a las termografías que se hacen con helicópteros .

La iniciativa se ha introducido en la provincia de Sevilla y está previsto que en los próximos meses también se lleve a cabo en el resto de las provincias. Estos dispositivos teledirigidos –de poco peso (entre dos y cuatro kilos) y 75 centímetros de longitud aproximadamente una vez desplegados— vienen equipados con cámaras estabilizadas giroscópicamente que permiten captar imágenes de las líneas, y serán utilizados principalmente en zonas de difícil acceso y sin necesidad de interrumpir el servicio a los clientes

Con ello se consigue agilizar las inspecciones en detalle los elementos del cableado aéreo sin que sea preciso programar un corte en el suministro para los trabajos habituales de mantenimiento preventivo y predictivo, así como de reparación o sustitución de aparellaje en caso necesario, lo que mejora la calidad y la continuidad del servicio, al tiempo que aporta mayor seguridad .

Por otra parte, la Compañía también ha comenzado a utilizar estos dispositivos, muy estables en pleno vuelo, para verificar la anchura de los pasillos y senderos de seguridad que se encuentran debajo y a los lados de las línea y que actúan como cortafuegos. Además, están pensados ​​para reconocimientos aéreos del terreno en caso de situaciones de emergencia y se está estudiando la posibilidad de incorporarles una cámara termográfica como la que llevan los helicópteros para hacer revisiones de puntos calientes (aquellos que ponen en evidencia un mayor desgaste de algún elemento) en las líneas eléctricas.

Los drones –de cuatro, seis u ocho hélices— alcanzan alrededor de los 3 kilómetros de distancia y son capaces de despegar y aterrizar solos mediante la propulsión eléctrica, así como mantener la posición y la altura automáticamente gracias a un GPS incorporado y a un control barométrico de altura; como medida de seguridad incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, les hace regresar al punto de partida .

Endesa, pionera en la utilización de drones para la revisión de líneas eléctricas, comenzó a utilizar los aparatos por primera vez de forma piloto el pasado mes de mayo en Cataluña y se incorporan como un elemento de innovación más dentro de Plan específico de Mantenimiento de las infraestructuras eléctricas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *