Domingo, 26 Marzo, 2017

En caída libre

Los de Caparrós siguen sin levantar cabeza y no solo acumulan una nueva apabullante derrota, sino que cuentan ya con nueve encuentros sin conocer la victoria

Foto: Sofía Plaza


image_print

Los de Caparrós llegaban a Sevilla con la ilusión de poder sacar un resultado positivo, pero los de Emery pasaron por encima a los nazaríes, que se fueron escaldados de un campo que se les pone cuesta arriba. Los rojiblancos aguantaron atrás replegados buena parte del encuentro, pero el rodillo sevillista terminó pasando por encima de los planes del míster de utrera

Mala suerte en un principio para el Granada CF, que cuenta con una maldición particular en la posición de la mediapunta. Un nuevo futbolista que ocupaba este puesto volvió a lesionarse, al igual que lo hicieran Rochina en el encuentro pasado ante el Almería. Esta vez fue el turno de Márquez, que tuvo que ser sustituido en el minuto 13 por Eddy, hecho que cambiaba el planteamiento de Caparrós del choque.

Fran Rico hacía de falso y el recién incorporado Silvestre se iba al mediocentro. El de Roquetas volvía a aparecer ante un rival de entidad, que era dominador del partido y ponía el peligro en cada acercamiento al área de Roberto.

Así, en el minuto 23, tan solo a diez del cambio, el Sevilla se adelantaba en el marcador. Tras un saque de córner del conjunto local, el balón quedó sin dueño dentro del área de Roberto, quien se equivocó en la salida y no pudo llegar hasta el esférico que se encontraba bloqueado por un barullo de jugadores de ambos equipos. Finalmente el cuero llegó hasta el colombiano Bacca que empujó la bola el fondo de la red (1-0).

Así, los de Emery controlaron el encuentro en esta primera mitad, pero los de Caparrós, bien replegados y sólidos en defensa, supieron pararlos con acierto. Entre tanto, los nazaríes movieron piezas dentro de su dibujo: Fran Rico se fue a la banda derecha y Piti se perfiló como segundo punta.

El tanto del empate llegó de penalti. Fran Rico y Piti se colocaron juntos para lanzar una falta en el pico izquierdo del área del Sevilla y repitieron la de Valladolid el día de la salvación en Zorrila. El catalán saltó por encima del balón y se fue para la línea de fondo, donde recibió el esférico botado por el gallego. El ‘10’ visitante puso el centro, pero el pase fue interceptado con la mano por M’Bia dentro del área y el colegiado Prieto Iglesias decretó la pena máxima. El Arabi no falló.

En la segunda mitad el Sevilla salió a por el partido decididamente. Veinte minutos aguantó el Granada atrás sin conceder un tanto, que coincidió con la entrada de Reyes al terreno de juego. Los rojiblancos estuvieron bien en defensa, pero la tromba sevillista y la habilidad del ‘10’ de Nervión acabaron por dar su fruto.

En el minuto 65’ Reyes hacía el lío dentro del área, puso el centro para que Vidal rematara a la cruceta y el rebote terminó llegando a la botas de Banega en la frontal, quien, con temple, batió a Roberto por raso (2-1).

Con el encuentro aparentemente roto, pero en realidad controlado por el Sevilla, el Granada intentó salir de la cueva en varias ocasiones. No tuvo acierto. Salvo un disparo asilado de Córdoba, que Beto acertó a sacar con las rodillas, los de Caparrós estuvieron bastante lentos en ataque.

Sin embargo, los de Emery cada vez tenían más presencia en las inmediaciones del área de Roberto y, con un Reyes muy acertado, volvieron a golpear. El de Los Palacios puso un pase medido dentro del área para que Bacca rematara a placer hasta el fondo de la red (3-1).

Con el partido casi decidido, Caparrós metió a Success y volvió al 4-4-2 clásico, pero los hispalenses mantuvieron la pelota y a los nazaríes encerrado en su campo. Con los tres delanteros El Arabi, Success y Córdoba sobre el césped, los granadinos apostaban más que nunca por la contra, pero un nuevo tanto nunca llegó a subir al marcador.

El Sevilla por su parte siguió a lo suyo y terminó goleando a un Granada que se vio desvalido. Hasta cinco tantos le llovieron a los de Caparrós, que veían como los hispalenses campaban a sus anchas en el área de Roberto. Los dos tantos restantes llegaron de manera similar: centro desde la derecha y remate a meta vacía, primero de M’Bia (min. 88, 4-1) y después de Gameiro (min. 90, 5-1).

El Granada no levanta cabeza y encaja una nueva goleada ante un equipo de la parte alta. Cualquier mejoría que se viera ante el Almería es tirada por tierra de un plumazo después de la imagen ofrecida en Nervión.

FICHA TÉCNICA

Sevilla FC: Beto (P)(C); A. Vidal, Pareja, Carriço, Diogo; Krychowiak, M’Bia, Deulofeu (Reyes, min. 62), Banega (Denis Suárez, min. 75), Vitolo; Bacca

Granada CF: Roberto (P); Foulquier, Babin, Murillo, Juan Carlos; Iturra, Fran Rico, Piti (C) (Success, min. 82), Sissoko (Córdoba, min. 67); Márquez (Eddy, min. 13), El Arabi

Goles: 1-0: Bacca, min. 23; 1-1: El Arabi (P), min. 41; 2-1: Banega, min. 65; 3-1: Bacca, min. 79

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (colegio navarro), amonestó a Krychowiak (min. 76), por parte de los locales, y a Roberto (min. 24), Piti (min. 24), por parte de los visitantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *