Lunes, 23 enero, 2017

En 2013 se registraron en España 354 agresiones a médicos, un 15% menos que el año anterior

Entre los motivos, aumenta considerablemente el porcentaje de agresiones por emitir informes médicos no acordes con sus exigencias, que ha pasado del 6 al 11 por ciento, idéntico porcentaje que viene justificado por no recetar el medicamento propuesto por el paciente

Agencia


image_print

En el último año se notificaron en España un total de 354 agresiones a médicos durante el ejercicio de su actividad, lo que representa un descenso del 15 por ciento con respecto al año anterior, cuando se produjeron 416 casos, según los datos de 2013 del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC).

Con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el ámbito sanitario que se celebra este jueves, el presidente de esta entidad colegial, Juan José Rodríguez Sendín, ha insistido en que “no se puede tolerar” que se sigan produciendo estos incidentes.

“Un profesional sanitario cuando trabaja no hace más que intentar distribuir los recursos que le ofrecen, no tiene recursos propios, y es el que pone la cara a decisiones que toman otros, los políticos o los gerentes, para decirle a la gente a lo que tienen o no derecho”, ha insistido.

El informe muestra un descenso de casos en la mayoría de las comunidades en comparación con el año anterior, que es especialmente significativo en Andalucía (de 93 a 80), Comunidad de Madrid (63 a 44) o Murcia (16 a 6). En cambio, hay otras donde el número de casos se ha incrementado, como Castilla-La Mancha (de 12 a 17), Asturias (de 11 a 13), Canarias (de 8 a 10) o Cantabria (de 10 a 12).

Teniendo en cuenta el número de agresiones por cada mil médicos colegiados, se observa como la región con más casos es Ceuta y Melilla, con 11,97 casos por cada mil facultativos, seguida de Extremadura (4,66), Cantabria (3,64) o Andalucía (2,37), mientras que las que presentan una menor tasa son Aragón (0,12), País Vasco (0,47) y Galicia (0,54).

El presidente de la OMC ha criticado estas diferencias territoriales y ha mostrado su “hartazgo” porque haya regiones “que no hagan nada”.

La mayoría de casos se siguen registrando en la sanidad pública(89%), y hasta en el 56 por ciento se producen en Atención Primaria, frente al 27 por ciento que se producen en el ámbito hospitalario, casi la mitad de éstas en los servicios de Urgencias.

En cuanto al agresor, el informe muestra como uno de cada cuatro (25%) son familiares del paciente, una circunstancia que ha disminuido respecto al año anterior que era 1 de cada 3. El 34 por ciento eran pacientes que tenían cita, mientras que un 25 por ciento eran pacientes del centro que acudieron si cita previa y hasta un 16 por ciento eran usuarios del centro donde se producen las agresiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *