Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Empresarios, dispuestos a dialogar sobre la ocupación irregular de la calle por terrazas y comercios

Miguel Moreno, ha explicado que los comerciantes granadinos llevan pidiendo desde hace tiempo la aplicación de la normativa en zonas patrimoniales como la calle Calderería o la Alcaicería

Imagen de la Alcaicería | Foto: Dani Bayona
E.P.


image_print

Los empresarios de hostelería y comercio de Granada están dispuestos a abrir un diálogo con el Ayuntamiento de la capital para estudiar qué medidas adoptar para evitar la ocupación irregular de la vía pública por parte de comercios y terrazas, después de que haya anunciado un plan para acabar con esta práctica en zonas del centro histórico de la ciudad.

El gerente de la Federación Provincial de Comercio, Miguel Moreno, ha explicado a Europa Press que los comerciantes granadinos llevan pidiendo desde hace tiempo la aplicación de la normativa en zonas patrimoniales como la calle Calderería o la Alcaicería, donde las mercancías de los establecimientos se exponen en la calle e incluso colgadas en las fachadas de los edificios.

“No era de recibo que en otras zonas de la ciudad no se pueda poner ni un tenderete para vender postales y allí se permita todo”, ha indicado Moreno, quien ha señalado que la Federación está por tanto abierta al diálogo para debatir una posible modificación de la ordenanza de ocupación de vía pública. “Siempre que sea con el consenso de todos y no se perjudique a los empresarios, nosotros queremos escuchar las propuestas del Ayuntamiento”, ha indicado el gerente de la Federación.

Por su parte, el presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, Trinitario Betoret, ha dicho a Europa Press que, al final de las vacaciones, a partir se septiembre el Ayuntamiento llame al sector para hablar sobre cómo reordenar las terrazas en el centro, aunque ha recordado que ya existe una ordenanza de terrazas aprobada que fue propuesta por la propia federación.

Así se ha pronunciado el sector después de que el pasado lunes la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, Emprendimiento, Turismo y Comercio, Raquel Ruz, anunciara que el Ayuntamiento se había propuesto acabar con la ocupación irregular de la vía pública por parte de comercios y terrazas, en especial en la zona del centro histórico, y que iba a intensificar las inspecciones y a modificar la actual ordenanza al respecto para conseguir un “equilibrio” entre la actividad económica, la seguridad ciudadana y la propia imagen de la ciudad.

Según Ruz, en los últimos años ha habido un “descontrol total” de este asunto, en espacios emblemáticos de la ciudad como Plaza Nueva, Plaza Bibrrambla, Plaza Pescadería, Romanilla o las calles Calderería y Elvira y la zona de la Alcaicería, donde algunos comercios “cuelgan” sus mercancías de las propias fachadas de los edificios, en un entorno “sensible” desde el punto de vista del patrimonio histórico.

Por ello, el Consistorio está preparando un plan para la reordenación de estas plazas del centro, y otro para “atacar” el gran “problema” de los comercios que exhiben sus mercancías en la calle, en el entorno de la Catedral de Granada, Calderería y Alcaicería. Según Ruz, estos comercios están incumpliendo la ordenanza de ocupación de vía pública que actualmente está en vigor, lo que no “sólo genera una mala imagen”, sino también “un agravio comparativo con otros comercios”.

Asimismo, ese “descontrol” perjudica también a la accesibilidad de ciertas calles, muchas de ellas ya de por sí estrechas, que se ven “muy comprometidas” si se diera la posibilidad de una evacuación o un vehículo de emergencias, fuera una ambulancia o un camión de bomberos, tuvieran que acceder a ellas.

En ese sentido, y con el objetivo de “atajar” estas prácticas, el Ayuntamiento va a incrementar los controles de la inspección y de la Policía Local para que se cumpla la normativa existente, y, por otro lado, prevé abrir una ventana de diálogo con los comerciantes de la zona para buscar soluciones consensuadas “dentro de un espacio de negociación”.

Ruz explicó que además el equipo de gobierno, del PSOE, quiere someter a la opinión de los grupos de la oposición la modificación de la ordenanza que quiere llevar a cabo y que ya se está perfilando por parte de los técnicos del área, para que en el mes de septiembre se abra a debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *