Lunes, 27 Marzo, 2017

Empleo contra la violencia de género: una nómina para la libertad

Cristina fue víctima de la violencia machista, una dura etapa de su vida que afortunadamente pudo dejar atrás. Ahora, lejos de su agresor, ha recuperado su libertad y su dignidad gracias a un empleo de cuidadora que logró a través de una entidad granadina de inserción laboral, Iris.

Historias de Luz


image_print

Reportaje cedido por Historias de Luz 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hay programas, ayudas,.para las mujeres víctimas de violencia de género, aunque la realidad es otra muy distinta, con una ayuda económica de 426€ es imposible pagar alquiler, luz, agua, alimentación,..y las empresas no quieren contratar a mujeres solas con carga familiar, los progenitores no pagan la manutención pero si exigen el derecho de visitas, claro está para decirle cosas negativas a los pequeños, porque al final a ellos le importan poco los hijos, lo único que quieren es seguir haciéndole daño a su ex pareja, la que tuvo sometida y un día fue capaz de denunciar.
    Habría muchas más cosas que decir, y hablo en primera persona, queda mucho por hacer, porque la única manera de salir de una situación de violencia es con la independencia económica para no tener que volver con el maltratador.