Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Emasagra consigue ahorrar este año un total de 340.000 metros cúbicos de agua

La compañía aplica cámaras endoscópicas para detectar enganches ilegales y un telecontrol las 24 horas del día para evitar fugas

Archivo GD
Gabinete


image_print

La Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada (Emasagra) ha conseguido ahorrar en los primeros ocho meses del año más de 340.000 metros cúbicos de agua, el equivalente a 136 piscinas olímpicas, que se han recuperado gracias a la labor coordinada en la detección y reparación de fugas, donde el Área de Operaciones mantiene activo un servicio de telecontrol de la red las 24 horas al día, y en los trabajos intensivos de los inspectores del Área de Clientes, que han hecho uso de cámaras endoscópicas para el hallazgo de tomas y enganches ilegales.

La empresa, participada por Hidralia y el Ayuntamiento de Granada, aplica así técnicas de innovación avanzadas en la gestión y mantenimiento de la red como consecuencia de la aportación tecnológica y experiencia del Grupo Suez, al que pertenece. En esa línea, recientemente se instalaron prelocalizadores de fugas en la red de abastecimiento del barrio del Albaicín.

La compañía, entre enero y agosto, ha detectado y reparado un total de 658 fugas en la red municipal de agua, y se han comunicado un total de 280 posibles en tuberías interiores y particulares de los ciudadanos. De estas últimas, un 87% se repararon en menos de cinco días, lo que pone de manifiesto una alta concienciación ciudadana.

Desde el centro de telecontrol, ubicado en la Estación Potabilizadora de Lancha del Genil, que funciona las 24 horas al día los 365 días del año y que está dotado de los más avanzados sistemas de tecnología y control de redes, se coordinan los trabajos para minimizar las pérdidas de agua potable y para proteger ese recurso vital. Por ello, durante los últimos años arrancó una campaña de microsectorización que ha permitido duplicar el número de sectores en los que se divide la red de abastecimiento de la ciudad y Área Metropolitana. Actualmente hay 173 sectores que ayudan a detectar de forma más concreta y rápida las fugas.

Paralelamente, Emasagra viene actualizando el parque de contadores y revisando consumos anormales susceptibles de inspección, realizando una campaña de búsqueda de fraudes fuera del horario de trabajo -en fines de semana y calle por calle en todos los municipios donde opera- y llevando a cabo revisiones de instalaciones con cámaras endoscópicas. Según ha explicado el director-gerente de Emasagra, Federico Sánchez, existen factores que han podido favorecer las bolsas de fraude, como son la facilidad de difusión de nuevas formas de defraudación y la manipulación de instalaciones, entre otros. “Podemos encontrar diversos tipos de anomalías como manipulaciones de contador, tomas fraudulentas, derivaciones anteriores a contador, reposiciones ilegales e incluso fraudes administrativos, por lo cual hemos planteado una acción coordinada entre áreas para disminuir las cifras de agua no registrada”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *