Sábado, 21 enero, 2017

Emanciparse, una tarea cada vez más difícil para los jóvenes andaluces

Según el último Observatorio de Emancipación del Consejo Andaluz de la Juventud, tan sólo el 20,3% de los jóvenes de la región ha conseguido 'abandonar el nido' | Por provincias, Granada es la que mayor tasa de independizados tiene de Andalucía, con un 25%.



image_print

Son pocos, cada vez menos los jóvenes de Andalucía que pueden permitirse el ‘lujo’ de abandonar el hogar familiar para independizarse. Es una de las conclusiones que se derivan del estudio que ha realizado el Consejo Andaluz de la Juventud para el primer trimestre de 2014. De tradición ‘tardía’ a la hora de emanciparse, los jóvenes de España y los de Andalucía en particular han encontrado en los últimos años un nuevo y enorme escollo para comenzar a vivir de manera independiente: un mercado laboral totalmente hostil fruto de la crisis económica. Lo demuestra el porcentaje de emancipados, que si a finales de 2007 y principios de 2008 era del 24% aproximadamente, este año y tras seis de pesadilla financiera, se encuentra en el 20,3%.

El siguiente reportaje deja de lado las ayudas y planes – los que todavía quedan – que las distintas administraciones ofrecen para centrarse exclusivamente en los datos oficiales.

¿CUÁL ES EL PERFIL DEL EMANCIPADO?

En Andalucía, las provincias que ostentan una mayor tasa de jóvenes independizados son Granada y Almería, que rondan el 25% – por encima de la media española, que es del 22,5%-. En la cara opuesta se encuentra Cádiz, que apenas llega al 16% de jóvenes emancipados.

infografía|emancipación

Aunque usted se sienta joven de espíritu y de corazón, sepa que para el Consejo Andaluz de la Juventud si no tiene entre 16 y 29 años, esta estadística no le incluye. Así, Andalucía cuenta con 1.357.596 jóvenes ‘oficiales’ de los que se han emancipado 276.267, un 3% menos que en el año anterior.

De esta manera, el perfil del emancipado, esa rara avis, es el de una joven con estudios superiores con trabajo temporal en el sector servicios, un sueldo que apenas llega a mileurista y que comparte piso y gastos.

EN DETALLE

Desgranando esta definición, la estadística asegura que hay un 25% chicas emancipadas frente al 15% de los chicos. Una notable diferencia que contrasta, sin embargo, con el salario medio de hombres y mujeres:  11.366,25 y 10.222,53 euros anuales respectivamente. Con estos sueldos, los que optan a una vivienda libre en propiedad, que según el precio medio alcanza los 120.000 euros, son el 44,3% de los jóvenes. Frente a este porcentaje, los que deciden alquilar llegan al 27%. El resto, o tienen ya su propiedad pagada -12%-, cedida – 5,3%- o heredada -4,3%-.

En esta línea, para emanciparse parece imperativo disponer de un empleo, algo verdaderamente difícil a juzgar por el 49,1% de paro joven registrado en la comunidad, un porcentaje que, si bien ha bajado en el último año algo más del 16%, sigue siendo el segundo más alto de España.

Y, ¿dónde trabajan los que lo hacen? Tanto las distintas Encuestas de Población Activa como el Observatorio Joven de la Emancipación señalan al sector servicios como la gran bolsa de empleo. El comercio, la hostelería y los trabajos relacionados con el sector servicios ocupan a más de la mitad de la población joven de la comunidad, algo que tiene su calco en la población de mayor edad. Ahí reside el nicho de trabajo al que aspiran jóvenes sobrecualificados, según el Consejo Andaluz de la Juventud, que eleva al 54% el número de jóvenes que desarrollan una labor por debajo de su nivel de capacitación. Sin embargo, el Observatorio de Emancipación sí ha encontrado una relación entre nivel de estudios y expectativas de encontrar un empleo: los jóvenes con estudios superiores sufren una menor tasa de paro -36,7%-, que los que tienen estudios primarios -53%- o secundarios -56%-.

Estos pocos porcentajes y números representan una aproximación a la compleja realidad que vive la juventud andaluza mejor preparada de la historia… por lo menos, de la juventud que todavía permanece en Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *