Martes, 30 Mayo, 2017

El ‘Viernes Negro’ de los funcionarios

Los trabajadores de 'La Perragorda' cortan un carril de la Gran Vía en señal de protesta

David Sánchez / @sir_deivid7


image_print

Un día a la semana, los funcionarios de la Tesorería General de la Seguridad Social realizan una pitada y cortan un carril de la Gran Vía en señal de protesta.

Cada viernes, durante un cuarto de hora, y desde hace algo más de año y medio, los funcionarios que trabajan en la popular ‘Casa de la Perragorda’ (Tesorería General de la Seguridad Social) llevan a cabo una concentración en la Gran Vía de Granada, en la que cortan el tráfico de uno de los carriles de la misma, y realizan una pitada.

El objetivo, aparte de remover conciencias y dar a conocer su verdad, es reivindicar los derechos olvidados de unos trabajadores siempre sujetos a tópicos y mitos, y pocas veces analizados desde una perspectiva objetiva y neutral. Por ello, hace más de un año y medio que -mensualmente- solicitan los permisos pertinentes a la Subdelegación del Gobierno para cortar uno de los carriles de la Gran Vía de diez a diez y cuarto de la mañana.

Se quejan de las constantes congelaciones y disminución de su sueldo -en los últimos 5 años han perdido un 30% de poder adquisitivo, la supresión de la paga extra de Navidad, la reducción de días de asuntos propios y vacaciones, los recortes de las retribuciones en situaciones de Incapacidad Temporal, y demás medidas adoptadas por el Gobierno, y que han provocado que la Crisis se cebe especialmente con este colectivo.

Pero también denuncian la corrupción, defienden lo público, y se solidarizan con el resto de damnificados. Y, más allá de quedarse en una simple protesta o reivindicación, algunos funcionarios de la Tesorería General de la Seguridad Social proponen soluciones, que especifican detalladamente a Granada Digital:

« Esta crisis no la hemos generado ni los funcionarios, ni los trabajadores, ni los pensionistas, ni los parados; sino los políticos y las Entidades Financieras a quiénes inexplicablemente protegen, y hacia las que desvían el dinero que están quitando a los españoles. No son los funcionarios los que sobran en este país, sino los políticos sin escrúpulos, que hacen del engaño y la corrupción su modo de vida. Si quieren ideas para recuperar la legitimidad y la credibilidad que han perdido por méritos propios, ahí van algunas:

– Reducir de forma significativa el nº de políticos
– Suprimir el Senado
– Rebajar el sueldo a todos los políticos y altos cargos, equiparándolos a los de los funcionarios
– Eliminar dietas y gastos innecesarios de la clase política
– Eliminar coches oficiales, teléfonos móviles, tarjetas de crédito, viajes en primera clase… y demás privilegios
– Eliminar el derecho a pensiones vitalicias de los diputados cuando cesan en el cargo.
– Declarar incompatible la percepción de más de un sueldo o remuneración por acumulación de cargos.
– Eliminar las subvenciones a los partidos políticos.
– Eliminar todos los asesores, cargos de confianza, enchufados y empleados públicos designados a dedo por los políticos, que puedan ser desempeñados por funcionarios (que son los que han obtenido su puesto por oposición).
– Obligar a los políticos condenados por corrupción a devolver el dinero robado.
– … »
 

Así pues, los trabajadores de la Tesorería General de la Seguridad Social seguirán protestando todos los viernes, y utilizarán su pitada -ya que su voz parece no escucharse- para intentar mejorar sus condiciones laborales y seguir reivindicando lo que ellos creen justo.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Gracias, muchas gracias por visibilizar a unos funcionarios que, desde hace tanto tiempo, son maltratados por los poderes públicos (de todo signo) y que no encuentran platagorma para hacerse oír.