Lunes, 29 Mayo, 2017

El vicecanciller alemán insta a aumentar el gasto en integración de los refugiados hasta los 5.000 millones

Refugiados asistidos por los cuerpos de seguridad | Foto: E.P.
E.P.


image_print

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, ha afirmado este lunes que Alemania necesita incrementar el gasto en seguridad, en educación y en guarderías hasta los 5.000 millones de euros para poder integrar al número de refugiados que han llegado hasta el país y para evitar las tensiones en las calles.

“Necesitamos 9.000 agentes de Policía adicionales en Alemania, 25.000 nuevos profesores y 15.000 trabajadores de guardería”, ha asegurado Gabriel. El vicecanciller alemán también ha pedido que se doblen los fondos para el alojamiento de refugiados con el objetivo de suplir la escasez de viviendas en áreas urbanas.

Gabriel ha llamado al esfuerzo conjunto de los gabinetes federales y del Estado para compartir la tarea de la integración de cientos de miles de refugiados cuya solicitud de asilo ha sido aprobada. “Los costes de este paquete de integración rondan los 5.000 millones de euros y tanto el Gobierno, como los estados federales y los municipios tienen que acordar qué hacer exactamente”, ha dicho. Su objetivo es aprobar este plan en una reunión entre el Gobierno alemán y los Ejecutivos federales en los próximos meses.

El vicecanciller ha asegurado después de una reunión con sus compañeros del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) que deben evitarse los conflictos entre los alemanes y el número de solicitantes de asilo, de mayoría musulmana, que ha llegado a Alemania.

“Solamente podemos gestionar la doble tarea en integración, concretamente acomodar a los que han llegado y preservar la cohesión de nuestra sociedad, si tenemos un Estado fuerte capaz de actuar”, ha asegurado Gabriel, que también posee el cargo de líder del SPD y de ministro de Economía.

La iniciativa surge tras la indignación por los ataques sexuales de inmigrantes a mujeres en la noche de Año Nuevo en la ciudad de Colonia, que han hecho aumentar las dudas sobre la política que ha adoptado Alemania con respecto al flujo de refugiados.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, ha asegurado que quiere evitar que el Gobierno asuma nuevas deudas en 2016, pero ha señalado que esto puede ser difícil, ya que el gasto destinado a los refugiados es muy grande. Parte de esos gastos podrán ser cubiertos con el aumento de los presupuestos de 2015 hasta los 12.100 millones de euros.

En 2015, Alemania recibió en torno a 1,1 millones de refugiados y por ello ha sido uno de los países europeos que se ha visto más afectado por el mayor flujo de refugiados que ha llegado al continente desde la Segunda Guerra Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *