Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

El Vaticano reduce su déficit de 2015 en 12,4 millones de euros tras ajustes en finanzas

El gasto más significativo para la Santa Sede ha sido el costo del personal

Vaticano | Archivo GD
E.P


image_print

El Vaticano ha reducido su déficit en 12,4 millones de euros durante el ejercicio del 2015, casi la mitad del que tuvo el año precedente que cerró con pérdidas de 24 millones de euros, gracias a ajustes en las finanzas aprobadas por el Papa Francisco. Según el balance anual consolidado del año 2015, presentado por la Secretaría para la Economía en un comunicado, el Governatorato (Gobierno de la Ciudad del Vaticano) ha tenido un superávit de 59,9 millones de euros, que la Santa Sede atribuye en su mayor parte a las actividades culturales, especialmente las vinculadas a los Museos Vaticanos.

Por otro lado, las aportaciones de las iglesias locales a la Santa Sede, conforme a lo establecido en el canon 1271 del Código de Derecho Canónico, han alcanzado los 24 millones de euros. Como en años anteriores, el gasto más significativo para la Santa Sede ha sido el costo del personal.

El Balance Anual Consolidado de 2015 representa el primer conjunto de información financiera elaborada siguiendo las Políticas Vaticanas de Financial Management (VFMP), aprobadas por el Papa Francisco el 24 de octubre de 2014 y basadas en las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS).

La Secretaría para la Economía ha informado al Consejo para la Economía de que el camino hacia una plena implementación de las VFMP está decididamente en curso pero que, no obstante, se necesitarán unos años más para completar este proceso y realizar una auditoría completa. El Balance Anual Consolidado de 2015 representa un paso importante tanto en las reformas económicas como en el camino hacia la adopción de nuevas políticas cuyo progreso es satisfactorio.

El Consejo para la Economía ha tomado acto del Balance Anual Consolidado de 2015 que durante este período de transición no ha sido todavía auditado. La adopción de las VFMP beneficia enormemente a la Santa Sede y al Estado de la Ciudad del Vaticano ya que mejora la calidad y la transparencia de la información financiera, además de potenciar el rigor en el procedimiento de reporting y de control financiero.

Además, se han realizado importantes avances en el proceso de predisposición del presupuesto. El presupuesto de 2017 se ha presentado, por primera vez antes del inicio del nuevo año calendario, al Consejo para la Economía, que ha recomendado su aprobación. Esto permitirá un mayor control sobre la revisión de los gastos, a través del monitoreo de los resultados reales con respecto a los planes financieros aprobados.

De otro lado, el presupuesto de 2017 se ha presentado, por primera vez antes del inicio del nuevo año calendario, al Consejo para la Economía, que ha recomendado su aprobación. Esto permitirá un mayor control sobre la revisión de los gastos, a través del monitoreo de los resultados reales con respecto a los planes financieros aprobados.

Según ha informado la Santa Sede, el atraso en la publicación del balance, que en el pasado era en junio o julio, se debe a la los nuevos métodos destinados a dar mayor transparencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *