Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

El uso de drones en el campo lleva a una agricultura más precisa, segura y competitiva

El viceconsejero de Agricultura, Ricardo Domínguez, resalta en la I Feria Unvex Eco-Agro que la tecnología está cambiando las formas de producir

Loss drones pueden ayudar a mejorar la gestión y competitividad del campo | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural tiene muy clara la necesidad de la transformación digital del mundo rural con la incorporación de nuevas tecnologías como los drones, que ayuden a mejorar la gestión y competitividad del campo, y por ello se están implantando mejoras desde el Plan de Desarrollo Rural 2014-2020. Así lo ha puesto de manifiesto el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, que ha participado en Sevilla en una mesa redonda de la primera edición de la Feria Unvex Eco-Agro, una cita profesional especializada en la aplicación a la agricultura y el medio ambiente de drones, una tecnología que “nos conducirá a una agricultura más precisa, más segura, más competitiva y más moderna”.

Domínguez ha señalado que los drones ofrecen múltiples posibilidades para el sector agroalimentario, lo que permitirá el desarrollo de aplicaciones y herramientas que van a conducir a un mayor control de las necesidades de insumos de los cultivos y a la detección de plagas, entre otros. Ha añadido que el desarrollo vertiginoso de las nuevas tecnologías y la necesidad de impulsar la modernización y competitividad de nuestras empresas nos conduce a una continua adaptación a los nuevos escenarios.

Las formas de producir, transformar y comercializar están cambiando con los avances tecnológicos y nos enfrentamos al reto de aprovechar todas las oportunidades que se nos ofrecen.

El viceconsejero ha indicado que el sector agroalimentario de Andalucía constituye un pilar fundamental de la economía andaluza, no sólo por el valor económico y empleo que genera, sino también por su contribución a la cohesión y equilibrio territorial, por su capacidad de fijar población y como elemento dinamizador de las zonas rurales. Además, mueve una importante industria auxiliar innovadora, moderna y capacitada para dar respuesta a las necesidades tecnológicas. Es significativo, en este sentido, el papel que ocupan las industrias relacionadas con los servicios tecnológicos de la información y comunicación, que pasan a tener un papel destacado en la nueva economía.

El sector agrario andaluz es moderno y tecnificado, una referencia internacional en muchos sectores, como el olivar, y ejemplo de innovación tecnológica como es el caso de los invernaderos almerienses. “Ahora es el momento de implicarse y aprovechar todo el potencial futuro que se espera de la aplicación de los drones en el sector agroalimentario. Ello nos conducirá a una agricultura más precisa, más segura, más competitiva y más moderna”, ha concluido Domínguez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *