Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

El último cine experimental llega a Condes de Gabia con el ciclo Historias sin final

La nueva propuesta del Cineclub El Sur comenzará el próximo viernes donde será el preestreno de Me acuerdo perfectamente

Gabinete


image_print

El diputado delegado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, ha presentado hoy el nuevo ciclo del Cineclub El Sur Historias sin final. Narraciones del otro cine (2010-2013) que, en colaboración con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, acoge desde mañana el Palacio de los Condes de Gabia.

El cine experimental vuelve a ser el protagonista de la programación cultural de la Diputación con diez trabajos audiovisuales caracterizados por un nuevo impulso narrativo que abre otras perspectivas de la realidad abordando distintas maneras de contar historias. Abre este nuevo ciclo del Cineclub El Sur, mañana a las siete de la tarde, Història de la meva mort de Albert Serra que, con Finisterrae de Sergi Caballero, se aproximan a los arquetipos fundacionales de la historia desde el esperpento y la alegoría (se adjunta programación completa). Todas las proyecciones son de acceso libre y gratuito.

Sobre las narraciones desde objetos encontrados y redimensionados en el propio relato, hay trabajos como La casa Emak Bakia de Oskar Alegría y Una historia para los Modlins de Sergio Oksman. Se examina el mito como la repetición que construye una identidad en Fóra de Pablo Cayuela y Xan Gómez Viñas. El papel del espectador toma protagonismo en El jurado de Virginia García del Pino o Invisible de Víctor Iriarte, y también hay espacio para la reflexión en torno a la industria cinematográfica con títulos como Hollywood Talkies de Óscar Pérez y Mia de Ribot o Negative Inchon de Adriá Juliá.

Con esta programación, Condes de Gabia se consolida como “un referente del otro cine” que “no está en los circuitos comerciales”, ha destacado el diputado delegado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, que ha adelantado también que habrá un ciclo de cine mudo “que tenga perspectiva y referencia para todos los que realmente amamos el cine” con lo mejor de la cinematografía muda de principios del siglo XX.

El diputado ha resaltado que “queremos que la cultura audiovisual siga teniendo su espacio en el Palacio de Condes de Gabia”, ha afirmado José Torrente que se ha congratulado de que el ciclo presentado hoy cumple con el objetivo de “ofrecer esta plataforma para exhibir este otro cine” además de “compartir programas, como ya se viene haciendo desde hace más de veinte años, con el Museo Reina Sofía”

Las diez películas incluidas en el ciclo Historias sin final. Narraciones del otro cine (2010-2013) se enfrentan a la ficción como una multiplicación de la experiencia y un cruce entre las subjetividades que otorgan un sentido que, lejos de ser unívoco, se presenta en un estado continuo de interrogación. En palabras de Chema González, programador del Museo Reina Sofía, son filmes que se convierten en “medio para cuestionar quién, cómo y desde dónde se cuenta” un relato que “de esta forma, no se plantea como la máscara de lo real sino como un elemento para ampliar lo real”.

Chema González explica que el ciclo aborda “el retorno a una narrativa que, formulada desde la alegoría, las historias apropiadas y el renovado rol del espectador, desborda el espacio del propio relato”. Junto con el programador del Reina Sofía ha participado también en la rueda de prensa de hoy Alberto Sedano, de la distribuidora Cine Binario, productor ejecutivo de Arraianos, título también englobado en este nuevo ciclo de Cineclub El Sur.

En la misma rueda de prensa se ha dado cuenta del preestreno el próximo viernes, también en la sede de la delegación de Cultura de la Diputación y dentro del programa Hoy, quizás, de la nueva película de José Sánchez Montes Me acuerdo perfectamente producida por Ático 7. El filme de Sánchez Montes remonta sus orígenes a finales del siglo XIX cuando un minero enriquecido, Francisco González, se convierte en terrateniente al comprar mil hectáreas en el Campo de Dalías (Almería), incluyendo un pueblo entero llamado Balerma. Con el paso del tiempo ese desierto se ha transformado gracias a los invernaderos hasta llegar a convertirse en la despensa de Europa.

Contada en primera persona por su director, la película muestra cómo en este pequeño espacio se han desarrollado en un siglo todos los acontecimientos que han dejado a España irreconocible: los pescadores, los agricultores, los inmigrantes y los descendientes del minero han ido cambiando sus posiciones en la escala social, en un conflicto permanente siempre resuelto. El trasfondo del trabajo de Sánchez Montes también explora la deformación de la memoria, el pasado “que todos nos creamos y que a veces solo hemos imaginado”, según consta en la sinopsis de la película Me acuerdo perfectamente que tiene música original de José Luis Torrecillas. El guión de esta película de 58’27’’ de duración y formato HDTV, coproducida por Televisión Española, es del propio Sánchez Montes y Mercedes Cantero.

“La historia de mi propia familia era una historia que merecía ser contada” porque “reflejaba un tiempo que yo creo que ha pasado, en el que todo avanzaba hacia un caos tremendo en el que la vida de la gente estaba en unas condiciones muy cambiantes y si bien el cambio se va a mantener, aquel mundo ya pasó”, ha señalado hoy José Sánchez Montes en Condes de Gabia antes del preestreno de la película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *