Domingo, 4 diciembre, 2016

El TSJA dicta este martes sentencia sobre la licencia del hotel del Algarrobico

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dicta este martes sentencia sobre la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de Carboneras (Almería) en 2003 para el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico.

Sede TSJA Plaza Nueva
E.P


image_print

El Alto Tribunal debe pronunciarse acerca de si confirma o no la resolución que, en 2008, ordenó la revisión de oficio del citado permiso al considerar que no era “conforme a derecho” por vulnerar la normativa medioambiental y de Costas.

La sala de lo contencioso-administrativo tuvo que ampliar el plazo para dictar sentencia dada la “complejidad” de las actuaciones que alcanzan los cuatro tomos y los 1.633 folios, y la extensión del expediente administrativo del hotel, compuesto por “10 cajas y cientos de planos y documentos”.

En la vista oral desarrollada en audiencia pública el 14 de enero, Abogacía del Estado y Junta de Andalucía solicitaron que se confirmase “íntegramente” la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería y remarcaron que la licencia es “contraria” a las normativas sectoriales tanto de Costas como medioambiental.

Consideraron que la sala “no tiene más remedio” que declarar nulo de pleno derecho el acto administrativo por el que se aprobó la licencia ya que concurren los requisitos para considerar que la mercantil adquirió derechos contra el ordenamiento jurídico y estimaron “cosa juzgada” que vulnera la Ley de Costas de acuerdo a tres sentencias firmes del Tribunal Supremo (TS)

Si bien ninguna de las dos administraciones, ni estatal ni autonómica, interesaron la demolición de lo edificado en el paraje enclavado en pleno parque natural de Cabo de Gata, sí la pidieron subsidiariamente Salvemos Mojácar y Ecologistas en Acción. En concreto, pidieron que se ordenase al Ayuntamiento que dé inicio al expediente para “la demolición de lo construido y restablecimiento de la legalidad urbanística por ser ilegal e ilegalizable”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Carboneras pidió la revocación del fallo dictado en 2008 y lamentó en sala que la Junta “haya estado más de 20 años prestando conformidad a las normas de planeamiento urbanístico relativas al hotel sin ningún tipo de impugnación ni deslegitimización de las Normas Subsidiarias (NNSS) o del Plan Parcial del sector ST-1 sobre el que se levanta el hotel”.

Azata del Sol, promotora del establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones, realizó un extenso alegato para justificar la legalidad de la licencia y destacó que cuando la sociedad adquirió los terrenos en 1999 a otras dos mercantiles, los vendedores, entre ellos “la Junta”, trasladaron que el suelo “no estaba sujeto a ninguna limitación que resultara del parque natural”.

Por último, aseguró que la “víctima” de “todas estas irregularidades” ha sido “una sociedad inversora que no ha ido a Almería a buscar problemas y que está sufriendo las gravísimas consecuencias de tanta irracionalidad” y a la que la administración autonómica –concluyó– ha dejado en una situación de extrema debilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *