Sábado, 21 Octubre, 2017

            

El Tribunal Supremo de Brasil devuelve a las comunidades indígenas sus tierras ancestrales

El Supremo ha fallado finalmente contra de las autoridades de Mato Grosso, ordenando que se deben respetar los territorios que pertenecen los pueblos indígenas

EP


image_print

El Tribunal Supremo de Brasil se ha posicionado a favor del derecho a la tierra de los pueblos indígenas en un caso relativo al estado de Mato Grosso que ha atraído la atención de los activistas y el ‘lobby’ agrario del país sudamericano, como parte de una disputa que suma más de 20 años.

El Gobierno de Mato Grosso, un estado con una potente industria agraria y continuos episodios de violencia relacionados con la tierra, acusó al Ejecutivo brasileño de haber repartido tierras ilegalmente a la población indígena.

Las autoridades de Mato Grosso pidieron alrededor de 2.000 millones de reales (más de 544 millones de euros) al Gobierno de Brasil por cometer esta supuesta irregularidad.

El Supremo ha fallado finalmente contra de las autoridades de Mato Grosso, ordenando que se deben respetar los territorios que pertenecen los pueblos indígenas.

“Las tierras no eran propiedad del estado de Mato Grosso porque desde hace años han vivido en ellas pueblos indígenas”, ha escrito el Tribunal Supremo en la sentencia.

El Gobierno de Mato Grosso tendrá que pagar una indemnización de 100.000 reales al Gobierno federal, según han informado medios locales.

La decisión del Tribunal ha cruzado las fronteras de Mato Grosso, llegando a otros territorios donde los gobiernos regionales han intentado dirigir y debilitar los derechos de los indígenas a la tierra.

“Es una victoria muy importante para nuestra gente, para nuestra familia en Mato Grosso, que ha luchado y sufrido mucho para conseguir territorio y salud”, ha dicho Adilio Benites, un activista indígena, en declaraciones al portal web brasileño G1.

Las autoridades de diferentes estados de Brasil han privado a 900.000 indígenas de un 13 por ciento de las tierras que estas comunidades habían ocupado históricamente.

Brasil es el primer exportador del mundo de café, azúcar y soja, por lo que son comunes los enfrentamientos por la tierra entre agricultores y comunidades indígenas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *