Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El terremoto de 4,5 esta madrugada en Alhucemas se suma a los más de 1.680 registrados en la zona desde finales de enero

El temblor de magnitud 4,5 se ha sentido en Melilla, pero también en la Península, en distintas localidades de Málaga, como Alhaurín de la Torre, Estepona, Nerja, Torremolinos, Málaga, Marbella, San Pedro de Alcántara o Torrox y de Granada

Foto: E.P
E.P


image_print

El terremoto de magnitud 4,5 Richter registrado la pasada madrugada en Alborán Sur, cerca de Alhucemas (Marruecos), y las siete réplicas posteriores se suman a los más de 1.680 temblores registrados en esta zona desde el sismo de magnitud 6,3 del pasado 25 de enero, según el Instituto Geográfico Nacional (IGN)

El director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, ha explicado a Europa Press que el seísmo de magnitud 4,5 ha tenido su epicentro aproximadamente a unos 20 kilómetros al sur del epicentro del terremoto del 25 de enero aunque presenta algunas diferencias. Aquel era “muy superficial” mientras que este se ha producido a 22 kiómetros de profundidad.

En este caso, según ha destacado “no hay noticias de daños personales o materiales” y desde el de 4,5 se han producido siete réplicas, una de ellas de magnitud 3,2 que ha sido sentida por la población y otra posterior de 3,3, aunque “no hay noticias de que se haya sentido”.

El temblor de magnitud 4,5 se ha sentido en Melilla, pero también en la Península, en distintas localidades de Málaga, como Alhaurín de la Torre, Estepona, Nerja, Torremolinos, Málaga, Marbella, San Pedro de Alcántara o Torrox y de Granada, como Almuñecar, Motril, Salobreña

El experto sismólogo ha indicado que se habla de réplicas, aunque en ocasiones no son tal, sino pequeños seismos en otras fallas cercanas. Con carácter general, ha explicado que el área donde se están produciendo estos movimientos telúricos es una franja de fallas que se extiende desde El Egido (Almería) hasta Alhucemas (Marruecos).

De este modo, ha añadido que en la zona hay multitud de fallas con distintos tipos de movimiento y que se trata de “una de las zonas con mayor actividad sísmica en el entorno más cercano” y suelen ser superficiales.

En concreto, ha señalado que el estudio que está realizando el IGN desde finales de enero muestra distintos mecanismos focales, lo que significa que las distintas fallas tienen distinto movimiento, es decir que son movimientos en varias fallas contiguas, no una sola falla con distintos movimientos.

Por otro lado, Carreño ha dicho que de los 1.680 terremotos en este periodo, el IGN tiene constancia de que se han sentido por la población unos ochenta y que desde el 25 de enero los ciudadanos han completado 32.000 cuestionarios en los que exponen como han sentido el temblor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *