Lunes, 27 Marzo, 2017

El tabaquismo ¿una enfermedad crónica?

El 83 por ciento de los neumólogos incluidos en el estudio considera el tabaquismo como una enfermedad crónica, por lo que destacan la necesidad de realizar acciones de prevención y concienciación que mejoren la calidad de vida de nuestros paciente.

I.S


image_print

Así lo ha mostrado el estudio ‘Prevalencia de tabaquismo y actitudes ante el tabaco de los socios de SEPAR’, realizado por el área de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), cuyos resultados van a ser presentados en el 47º Congreso Nacional de la organización, que se celebrará en Bilbao del 6 al 9 de junio.

El objetivo ha sido estimar la prevalencia del hábito tabáquico entre los socios de SEPAR y conocer sus actitudes en relación al tabaco y las intervenciones tabáquicas que realizan dichos expertos para con sus pacientes.

“Los médicos y otros profesionales de la salud constituyen importantes fuentes de influencia que pueden ayudar a lograr cambios positivos de los niveles de tabaquismo en la población. Los resultados obtenidos muestran que sólo el 3 por ciento de los neumólogos de SEPAR entrevistados fuma en la actualidad, registrando una media de 6 cigarrillos diarios. El 67 por ciento de los expertos incluidos no ha fumado nunca”, ha aseverado el coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR, Segismundo Solano.

Asimismo, los resultados obtenidos han mostrado que una amplia mayoría de profesionales (82%) considera que la intervención más eficaz en el abordaje del tabaquismo es el uso de fármacos combinado con apoyo psicológico.

“Durante el proceso de diagnóstico, el 98 por ciento de los socios preguntan siempre o a menudo a sus pacientes si fuman. Asimismo, el 91 por ciento de los profesionales encuestados siempre aconseja a los pacientes que presentan síntomas de tabaquismo recomendaciones para dejar de fumar”, ha apostillado Solano.

Finalmente, el experto ha aseverado que todos los neumólogos encuestados están de acuerdo con la prohibición del tabaco en los lugares público, ya que creen que es una medida de prevención que ayuda a proteger la salud de los no fumadores y ayuda a que abandonen el hábito los fumadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *