Domingo, 22 Julio, 2018

            

El tabaquismo puede favorecer un empeoramiento de las patologías vertebrales

El tabaco cierra los vasos sanguíneos que llegan a la zona vertebral, al igual que obstruye las coronarias, favoreciendo su deterioro y causando problemas circulatorios

Colillas | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La obstrucción de las arterias y la tos propia del consumo de tabaco son las principales amenazas para los pacientes fumadores diagnosticados con una patología vertebral, ya que pueden contribuir a un empeoramiento de su enfermedad.

Así lo han reconocido el director de la Unidad de Neurocirugía del Hospital La Luz de Madrid, Francisco Villarejo, con motivo del XIV Simposio internacional sobre Patología de la Columna Vertebral celebrado recientemente en Madrid.

En ese sentido, este experto ha reconocido que el tabaco cierra los vasos sanguíneos que llegan a la zona vertebral, al igual que obstruye las coronarias, favoreciendo su deterioro y causando problemas circulatorios.

A estos problemas se suman los derivados de la tos del fumador que, según Villarejo, “puede llegar a producir contusiones discales e incluso hernias” a consecuencia de su repetición, lo que hace que los especialistas recomienden a estos pacientes no fumar para mantener su columna fuerte, además de evitar el sobrepeso y mantenerse activos.

En el marco de este encuentro internacional los asistentes abordaron también otros temas tales como el uso de las tecnologías 3D y algunas controversias relativas a los abordajes quirúrgicos. “Actualmente, las resonancias magnéticas y escáneres 3D nos dan la posibilidad de hacer una planificación previa mucho mejor de las cirugías, que cada vez son más precisas, más efectivas y menos invasivas”, según ha destacado Fernando Carceller, especialista del Servicio de Neurocirugía del Hospital La Paz de Madrid.

Gracias a estas mejoras, personas que antes no podían ser operadas debido a los riesgos quirúrgicos existentes, actualmente pueden beneficiarse de su paso por quirófano, siempre y cuando la cirugía sea la mejor indicación.

“Salvo excepciones, lo recomendable es dejar el quirófano como última opción, dado que existen medidas conservadoras que a veces dan muy buenos resultados. Sin embargo, cuando no queda otro remedio las intervenciones actuales son mucho menos lesivas que antaño”, ha añadido Villarejo.

Además del mejor abordaje quirúrgico, los especialistas internacionales parecen estar muy divididos cuando se trata de decidir si poner prótesis móviles (discos artificiales) o fijas (cajas cervicales y cilindros de titanio). Los defensores de las primeras alegan que dotan al cuello de una mayor movilidad. No obstante, los partidarios de colocar prótesis fijas esgrimen otro punto de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.