Lunes, 23 enero, 2017

El tabaco no es el único factor causante del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón puede tener su origen en cualquier otro agente que "lleve a la mutación de la célula que haga que pierda el control del sistema inmunitario y que prolifere"

Johan Cruyff, mito del fútbol afectado por cáncer de pulmón


image_print

La causa principal del cáncer de pulmón es el tabaco, pero no es el único factor determinante, ya que hay más agentes que influyen en la aparición de tumores en este órgano, según ha explicado a Europa Press la oncóloga del MD Anderson Cancer Center Madrid, Pilar López, tras conocerse que el ex entrenador del FC Barcelona Johan Cruyff ha sido diagnosticado de esta enfermedad.

El cáncer de pulmón asociado al tabaco suele ser diagnosticado en pacientes entre los 50 y 60 años, pero López ha señalado que “cada vez se están viendo perfiles diferentes de pacientes, como personas más jóvenes o no fumadoras”. De hecho, el cáncer de pulmón puede tener su origen en cualquier otro agente que “lleve a la mutación de la célula que haga que pierda el control del sistema inmunitario y que prolifere”, ha afirmado.

Los síntomas de esta patología son difíciles de detectar, al menos en etapas precoces, aunque suele presentarse tos, dolor costal, un aumento de secreción o fatiga. Por ello, López ha recomendado que las personas que hayan fumado parte de su vida y que padezcan alguna de estas molestias consulten los síntomas con su médico.

López ha explicado que a día de hoy se empieza a recomendar a personas fumadoras entre los 40 y los 50 años que, aunque no presenten síntomas, se realicen una tomografía axial computarizada (TAC) sin contraste de alta resolución, una prueba que permite diagnosticar el cáncer de pulmón en una etapa precoz y no supone la exposición a excesiva radiación.

UN 25% DE LOS CASOS TIENEN POSIBILIDAD DE CURACIÓN

López ha afirmado que el 25 por ciento de los tumores de pulmón “que se encuentran en etapas precoces tienen posibilidad de cirugía y de curación importantes”, mientras que el resto se encuentran en estado más avanzados y solo en algunos casos se pueden operar.

La posibilidad de cirugía y el tratamiento posterior dependerá de la etapa en la que se encuentre el cáncer y de las características del paciente aunque, si el tumor es pequeño, se puede extraer con cirugía y continuar con unas sesiones de quimioterapia preventiva, una terapia que presenta unas buenas tasas de curación. En cambio, si la operación no es posible por las circunstancias del tumor o del paciente, la radioterapia se convierte en la principal alternativa.

Lamentablemente, el cáncer de pulmón supone la primera causa de muerte global por cáncer entre hombres y mujeres y tiene unas tasas de recaída bastante altas, cerca del 70 por ciento. López ha afirmado que actualmente “se están mejorando los diagnósticos y cada vez se diagnostica más precozmente”, lo que aumenta la probabilidad de curación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *