Domingo, 22 enero, 2017

El Supremo delibera sobre seis casos de presos de ETA

SE LES APLICÓ LA DOCTRINA PAROT

E.P


image_print

El Tribunal Supremo deliberará hoy, en una Sala integrada por siete magistrados, sobre seis casos de presos de ETA los que se aplicó doctrina Parot y que tienen pendiente su recurso ante este órgano. En dos de ellos, el alto tribunal tendrá que resolver recursos presentados por la Fiscalía por tratarse de miembros de la banda terrorista ya en libertad cuya excarcelación fue impugnada por el Ministerio Público antes de conocerse la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH).

Fuentes del alto tribunal han señalado que, en total, el Tribunal Supremo tiene pendiente dictar siete resoluciones sobre este asunto, dos de ellas referidas al preso de ETA ya en libertad Ignacio Pujana, si bien una de ellas ya fue deliberada anteriormente y sólo resta dictar la resolución.

Se trata, además del ya referido Pujana, de los recursos de Juan Legorburu, Carmen Guisasola, Andoni Cabello, Juan Ramón Rojo González y José Ignacio Echeverria. Los magistrados que compondrán esta Sala son el presidente de lo Penal Juan Saavedra, Joaquín Giménez, Andrés Martínez Arrieta, Julián Sánchez Melgar, José Ramón Soriano, Miguel Colmenero y Juan Ramón Berdugo.

El tribunal deberá aplicar lo acordado en Pleno no Jurisdiccional el pasado 12 de noviembre, cuando la Sala de lo Penal del alto tribunal concluyó por doce votos frente a cuatro que la aplicación de la doctrina Parot debe tenerse por anulada para todas las sentencias condenatorias en ejecución dictadas antes del 28 de febrero de 2006 y que las excarcelaciones deben ser adoptadas por el tribunal sentenciador, que en estos casos es la Audiencia Nacional.

Establecieron concretamente que las condenas dictadas con anterioridad a la sentencia dictada contra Henri Parot –que estableció la doctrina– y en las que se haya aplicado el Código Penal de 1973 (por no resultar favorable el de 1995), “las redenciones ordinarias y extraordinarias que procedan se harán efectivas sobre el límite máximo de cumplimiento establecido conforme al artículo 70 del referido código penal de 1973, en la forma en que se venía haciendo con anterioridad” a dicha resolución.

HISTORIALES

Carmen Guisasola Solozábal integró varios comandos de ETA entre 1982 y 1989 y fue condenada a decenas de años de cárcel por participar en cuatro asesinatos, los de un comerciante, un policía municipal, un marinero y un sargento de la Guardia Civil, según los datos recogidos por Europa Press. Actualmente se encuentra desvinculada de ETA e interna en la cárcel alavesa de Zaballa. Es una de las máximas representantes de los disidentes de la banda acogidos a la denominada ‘Vía Nanclares’.

Detenida en Francia en 1990, lleva 23 años en prisión. En los últimos tiempos ha disfrutado de numerosos permisos de salida de la cárcel y en uno de ellos aprovechó incluso para presentar una novela escrita por ella en la que defiende la necesidad de convivencia en el País Vasco. El acto de presentación tuvo lugar en San Sebastián y la exterrorista estuvo acompañada por la exparlamentaria de Aralar Aintzane Ezenarro. La semana pasada asistió en Bilbao al homenaje al sargento mayor de la Ertzaintza y militante del PNV Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA hace 20 años.

Juan José Legorburu Guerediaga fue un activo terrorista condenado por un total de ocho víctimas mortales entre 1979 y 1985. Participó en los asesinatos de un hostelero, del jefe de policía municipal de Amorebieta, un teniente coronel, dos policías nacionales, un comandante del Ejército de Tierra retirado, un capitán y un brigada de la Guardia Civil. Actualmente en la cárcel de Albocasser (Castellón), lleva preso 27 años. De no ser por la aplicación de la ‘doctrina Parot’, estaría en libertad desde 2009.

José Ignacio Echevarria Pascual fue condenado por asesinar a dos personas en 1991, uno de ellos era guardia civil. Lleva 22 años en prisión y la aplicación de la Parot ha alargado su estancia en prisión tres años. Actualmente se encuentra en la cárcel zaragozana de Daroca.

Andoni Cabello Pérez lleva 22 años preso y estaría libre desde marzo de 2012 de no ser por la aplicación de la Parot. Fue condenado por los asesinatos del coronel del Ejército de Tierra José María Picatoste y el delegado para Asuntos de Policía del Gobierno vasco, Genero García. Actualmente se encuentra en la cárcel de Castellón.

BESO CON UNA MONITORA EN PRISIÓN

Ignacio Pujana Alberdi participó entre los años 1983 y 1984 en el ‘comando Tontorramendi’ de ETA y fue condenado, entre otros delitos, por el asesinato del industrial Ramiro Salazar cometido el 23 de julio de 1983 en Vitoria. Pujana cumplió condena en Francia y fue extraditado a España el 7 de diciembre de 1991. Se encuentra en libertad desde principios de este año tras 25 años en prisión.

Juan Ramón Rojo González cuenta con dos asesinatos en su historial delictivo entre 1991 y 1992 cuando asesinó en Bilbao al policía nacional José Aseán. Detenido en 1992, este terrorista quedó en libertad este marzo tras cumplir 21 años de cárcel.

En noviembre de 1998 fue sorprendido besándose con una monitora del centro penitenciario de máxima seguridad Puerto 1, en la localidad de El Puerto de Santa María (Cádiz). La monitora, psicóloga en los talleres ocupacionales para presos, fue cautelarmente suspendida de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *