Viernes, 26 Mayo, 2017

El subdelegado del Gobierno no descarta más víctimas en el caso de los sacerdotes acusados de abusos sexuales

El Juzgado de Instrucción 4 de Granada investiga a un total de 12 personas en relación con este asunto.

El delegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez.


image_print

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha señalado que no se descarta que haya más víctimas en el caso de los sacerdotes acusados de abusos sexuales, al margen del joven que ha denunciado sufrirlos cuando era menor de edad, en el marco de una investigación que se está llevando a cabo de manera “concienzuda” para depurar las responsabilidades que puedan existir.

El subdelegado ha garantizado que, si finalmente “hay indicios de delito”, “se actuará en consecuencia”, pues el objetivo es obtener “una clarificación total” de los hechos en lo que considera un caso “muy grave”.

Ha confirmado además que la Policía Judicial está tomando declaración a personas del entorno de los presuntos responsables que se cree que pueden aportar algo a las diligencias que se han abierto.

También se sospecha, “aunque no hay certeza”, que puede haber más víctimas aparte del joven de 24 años que denunció inicialmente ante la Fiscalía Superior de Andalucía haber sufrido estos abusos por parte de varios curas cuando era menor de edad.

El arzobispo de Granada, Javier Martínez Fernández, informó el miércoles de que tres sacerdotes habían sido retirados del ejercicio tras las acusaciones realizadas por el joven, si bien desde la Subdelegación del Gobierno apuntan a que sean “cuatro los denunciados” finalmente por su implicación directa con estos hechos, a los que se sumarían otros como posibles encubridores.

El Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que ha decretado el secreto de sumario, investiga a un total de 12 personas en relación con este asunto, entre los que habría diez sacerdotes y dos seglares.

Según publica el diario ‘Religión Digital’ las personas investigadas pertenecen al llamado ‘Clan de los Romanones’, tienen un alto nivel económico y cuentan con varias casas en la provincia donde supuestamente se produjeron los abusos. “Algunos son sacerdotes de parroquias de la capital”, según añade la publicación, la cual precisa que la víctima informó de este caso al Vaticano y ha llegado a recibir una llamada de apoyo del propio Papa Francisco.

Tras la llamada del Papa al joven, éste formalizó una denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que ordenó a la Fiscalía Provincial de Granada interponer “ipso facto” denuncia contra todos los afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *