Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

El sindicato de la Policía Nacional asegura que faltan efectivos para una vigilancia continuada en la zona Norte

Advierte que las brigadas están bajo mínimos, y que no podrán ofrecer por mucho tiempo un despliegue permanente si no se refuerzan las plantillas o se implantan horas extras

Agentes de la Policía Nacional el pasado 9 de marzo en la zona Norte | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

La Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Granada han acordado recientemente reforzar su colaboración en la zona Norte de Granada tras los tres homicidios registrados en menos de tres meses, así como la elaboración de un plan de actuación conjunta para incrementar permanentemente la presencia policial en el distrito.

El subdelegado del Gobierno informó que en los próximos días se celebraría una reunión técnica entre representante de las policías Local y Nacional para diseñar un plan conjunto de actuación que reforzará la seguridad en esta zona y que “será permanente en el tiempo y no solo para un periodo corto”.

Ese despliegue permanente de agentes en la zona Norte de Granada preocupa al Sindicato Unificado de Policía (SUP) que, a través de un comunicado, ha advertido que no hay efectivos suficientes para tal fin.

A este respecto, al SUP le llama la atención que la ciudad de Granada pueda asumir un dispositivo permanente de Policía Nacional en cualquier barrio de la ciudad, “cuando muchos días no se pueden atender las llamadas de los ciudadanos por estar solo una o dos patrullas en la calle”, asegura el comunicado del colectivo.

De este modo, este sindicato ve inviable la opción, a no ser que se refuerce la plantilla de Granada o se implanten horas extras. “Mucho nos tememos que en un breve periodo de tiempo ese despliegue permanente se diluya en el tiempo”, opinan en la misiva.

El sindicato de la Policía Nacional asegura que la Comisaría Provincial de Granada se encuentra en situación de mínimos afectando a todas las brigadas, pero especialmente a la Brigada de Seguridad Ciudadana, “con casi el 20% de efectivos menos de los catalogados en la ciudad”. Esta situación, según sostiene el sindicato, se ha agravado por la “insuficiente” reposición de agentes y por la implantación de la nueva jornada laboral.

El SUP manifiesta que faltan Zetas (coches patrullas) en la Jefatura, “en la cual es habitual que solo salga uno o dos efectivos a la calle generando la imposibilidad de prestar servicio con seguridad y con la celeridad adecuada”, sobre todo durante el servicio nocturno y en los fines de semana, “donde los compañeros se encuentran sin apoyo de otras patrullas en caso de tener cualquier incidente”, señala el sindicato en la nota difundida.

A esta situación hay que sumarle dos ‘particularidades’ de la ciudad: la gran afluencia de turismo y las organizaciones criminales dedicadas al cultivo de marihuana y al narcotráfico, para los que se necesitan también dispositivos prácticamente permanentes.

“Dichos dispositivos requieren la asignación de funcionarios constantes, los cuales ven ampliada su jornada laboral o son cambiados de grupo de trabajo por necesidades del servicio, desatendiendo la labor que venían desempeñando hasta el momento”, explica el SUP.

De esta manera, el Sindicato Unificado de Policía exige que, mientras se incorporan nuevos efectivos, “algo que no ocurrirá antes de dos años, la GDP (Dirección Adjunta Operativa) haga efectiva una dotación presupuestaria para paliar la falta de personal mediante servicios extraordinarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *