Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

El sector turístico andaluz supera los 276.000 trabajadores en verano

El número de empleados en este sector en la región alcanzó un nuevo récord durante julio de 2016, alcanzando los 287.702 afiliados

Foto: Archivo
E.P.


image_print

El portal de empleo Randstad revela que el volumen de trabajadores en el sector turístico en Andalucía ha registrado este verano la cifra más alta de toda la serie histórica, al llegar a los 276.734 afiliados medios, lo que supone un incremento del 6,2 por ciento respecto al año anterior y de un 23,3 por ciento respecto a 2008.

Así, Andalucía encadena siete años de crecimiento constante en este colectivo de trabajadores. Durante julio de 2016, el número de trabajadores en este sector en la región alcanzó un nuevo récord, 287.702 afiliados.

A nivel nacional, el sector turístico superó los 1.668.800 afiliados de media. Esto supone un incremento del 5,3 por ciento respecto a 2015, y un 16,1 por ciento respecto a 2008. Concretamente, en julio, el número de trabajadores en este sector alcanzó un nuevo récord, 1.719.622 afiliados, la cifra más elevada de la historia en España.

Cuando se analiza la serie histórica, Randstad destaca que los afiliados a la Seguridad Social en el sector turístico de España encadenan siete años de crecimiento consecutivo. Desde 2009, cuando se registraron 1.379.900 ocupados, la cifra más baja de toda la serie analizada, el volumen de trabajadores ha aumentado por encima del 21 por ciento. Cabe destacar, además, que el crecimiento del 5,3 por ciento interanual de 2016 supone el mayor incremento de la serie analizada (desde 2008).

RÉCORD DE TURISTAS Y DE TRABAJADORES

El turismo es uno de los principales motores de la contratación en España, principalmente en los meses de verano. Durante el mes de julio de este año, el número de turistas marcó un nuevo récord histórico con 9,6 millones de viajeros, un hito que ha motivado alcanzar el volumen más alto de empleados en el sector, con 1.719.622 trabajadores.

“La diversidad geográfica de España, la gran oferta de ocio, la buena calidad de las infraestructuras turísticas y el contexto internacional, sobre todo en el Mediterráneo, han posicionado a España como uno de los destinos favoritos, lo que está beneficiando al mercado laboral”, explica el director de Randstad Research, Valentín Bote.

Otro de los aspectos que analiza Randstad es la evolución de los afiliados según la comunidad autónoma donde desarrollan su actividad. Durante los tres meses de verano de 2016, todas las regiones han crecido respecto a 2015, aunque con diferentes variaciones, que van desde el 8,4 por ciento al 1,9 por ciento.

El análisis elaborado por Randstad destaca que los dos archipiélagos, Canarias (8,4%) y Baleares (7,3%), y dos de las principales destinos vacacionales, Comunitat Valenciana (6,2%) y Andalucía (6,2%), son las regiones que han impulsado el crecimiento de la contratación en el sector turístico. Les sigue Madrid (5,4%), que también se sitúa por encima de la media nacional (5,3%).

Por otra parte, Cataluña, Navarra, Cantabria, Euskadi, Castilla La Mancha, Murcia y Aragón con crecimientos superiores al tres por ciento, pero por debajo de la media. Las últimas posiciones del ranking las ocupan Extremadura, La Rioja, Castilla y León, Galicia y Asturias, todas ellas entre el 1,9 por ciento y el 2,5 por ciento.

En términos absolutos, Cataluña y Andalucía son las comunidades autónomas que tienen más afiliados, con 286.837 y 276.734 trabajadores, respectivamente, seguidas de Madrid (195.950) y Comunidad Valenciana (173.100). Estas cuatro regiones acumulan el 55,9 por ciento del total de profesionales que trabajan en el sector durante el verano. En el lado opuesto, Navarra y La Rioja son las que tienen menos ocupados, con 9.658 y 17.062 respectivamente. La climatología, la posición geográfica y la oferta de ocio y restauración de las regiones influyen de manera directa en el mercado laboral del sector turístico.

El sector turístico genera numerosas oportunidades en diversos ámbitos de actividad, incluso a través de trabajos indirectos, como el transporte de viajeros, el comercio, o las actividades lúdicas y deportivas, entre otros.

Dentro del sector turístico, los profesionales más demandados según el análisis de Randstad son los de base, como camareros, ayudantes de cocina, mozos de habitación, camareros de piso y personal de aeropuertos, entre otros, aunque cada vez es más frecuente la búsqueda de perfiles directivos o medios, como managers, gerentes, jefes de sala o directores de hotel.

“Hemos detectado un cambio de tendencia respecto a la década anterior, donde las empresas demandaban trabajadores de base. Ahora se buscan perfiles de todo tipo, también intermedios y de responsabilidad, con el objetivo de profesionalizar un sector estratégico para la economía y el mercado laboral nacional”, analiza el director de Randstad Research.

Además, explica que “el cliente ha pasado de ser un ente pasivo a ser activo, por ejemplo a través de sus interacciones en Internet y redes sociales, y la competencia cada día es mayor. Las organizaciones son conscientes de esta realidad y buscan profesionales mejor formados, más especializados, que sean capaces de competir en un entorno globalizado y fidelizar a una clientela cada día más exigente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *