Martes, 21 Agosto, 2018

            

El sector de la música de Granada, ilusionado ante la música en directo en locales

Tanto artistas como tiendas o gente especializada se muestra a favor del decreto, que aún debe ser adaptado por el Ayuntamiento

Nani Castañeda | Foto: Javier Martín
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Granada tiene la oportunidad de consolidarse como ciudad de la música. La Junta de Andalucía aprobó el pasado martes un decreto mediante el cual se permite realizar espectáculos públicos en locales hosteleros, o dicho de otro modo, la ciudad contará próximamente con música en directo en locales que no lo tenían permitido hasta ahora.

De este modo, Granada abre las puertas a un sinfín de posibilidades dentro del mundo de la música, del turismo que atrae y de la fuerza con la que dota este movimiento a Granada como aspirante a Capital Europea de la Cultura en 2031. Los primeros beneficiados directamente de estas medidas son los propios músicos, que tendrán más espacios en los que trabajar y un nuevo e inmenso abanico de posibilidades. Nani Castañeda, coordinador de Ciudad del Rock y batería de Niños Mutantes, comentaba a GranadaDigital que “la ley contempla absolutamente todo lo que nosotros queríamos hace dos años”, cuando el proyecto aún estaba en pañales.

Aunque reconoce que están “contentos”, el batería también destaca que “hay que estudiarla bien y ser cautos para ver cómo lo aplican”, pues el Ayuntamiento tendrá que aplicar el decreto dentro de un marco que le permita convivir con el descanso vecinal. Nani Castañeda señala, además, como uno de los principales factores de esta ilusión el hecho de “que las pequeñas bandas puedan volver a los pubs y a los pequeños establecimientos para tocar para públicos más pequeños, que es el comienzo para cualquier artista”.

No solo ellos saldrán beneficiados. José Mármol, de Discos Marcapasos, afirma que el decreto es “bastante esperanzador” porque “ya era hora de que se rectificara esa ley bastante injusta con la música en directo y los conciertos de pequeño formato”. A pesar de la esperanza que le despierta esta ley, recuerda que “ahora cabe esperar qué es lo que se va a hacer por parte del Ayuntamiento”.

“Con lo que se sabe hasta ahora, es un paso adelante”, afirma Mármol, que destaca también que este cambio “es positivo para cualquier amante de la música, salimos ganando todos a los que les guste la música”. “La música está para disfrutarla, lo que no puede ser es que haya estado oprimida como estos últimos años”, sentencia el encargado de Discos Marcapasos.

Gonzalo Tafalla, de Discos Bora Bora, defiende que se trata de “un gran paso” y se muestra a favor de “todo lo que sea acercar la cultura y la música a los jóvenes y muy jóvenes que no tienen la oportunidad de poder entrar a una sala de conciertos“. “Se les brinda la oportunidad de poder ver un concierto en directo en cualquier bar”, destaca a sobre las nuevas posibilidades que abre este decreto.

En cuanto a los beneficios directos para las tiendas, Tafalla admite que “siempre es una forma de promoción”, una fórmula que ellos vienen utilizando desde hace años y que suele concluir con ventas de discos de los artistas que tocan en su local. “Después de 320 conciertos podemos ser legales”, bromea al respecto antes de reconocer que “tenemos un hostal al lado y los hacemos en horas en las que no hay nadie”, por lo que no molestan a los vecinos. “Siempre se va a vender algún disco, es bueno para el grupo y el establecimiento y a la gente siempre le va a quedar el recuerdo del concierto“, apostilla sobre el tema.

Por otra parte, Javier Martín, miembro de Ciudad del Rock y fotógrafo especializado en música, recuerda que “llevamos dos años reuniéndonos desde Granada Ciudad del Rock” para lograr que esta medida salga adelante. El proyecto, “con Paco Cuenca a la cabeza”, buscaba “no solo esta ley, sino varias cosas como que los menores puedan entrar a las salas”, según cuenta el fotógrafo.

“Esta era una de las que se solicitaban, que entres en un bar y puedas escuchar música dentro de un volumen razonable“, afirma Javier sobre el decreto recientemente aprobado. “Esto es muy bueno para todos“, indica, “para el turismo es una forma de vender la ciudad porque la gente a la que le guste la música sabe que en cualquier bar de Granada puedes tener un concierto; es bueno para los músicos porque así se sentirá más motivado y el cultivo de músico que tenemos en Granada no parará; para los bares, que ahora tienen un aliciente más allá de la tapa o la cerveza…”. “Dentro de unos años Granada será aún más ciudad de la música”, vaticina Javier Martín “los daños colaterales buenos benefician a la ciudad por completo”.

Con este nuevo decreto, Granada contará con un nuevo abanico de posibilidades que parecen hechas a medida de una ciudad que busca crecer en lo cultural. Ahora, todo depende de cómo el Ayuntamiento moldee la norma para que artistas, vecinos, residentes y visitantes encuentren el clima perfecto para ayudar al crecimiento de Granada como ciudad de la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.