Viernes, 20 Octubre, 2017

            

El secreto del éxito de un restaurante: añadir opio a sus tallarines

La policía china descubrió este engaño gracias a uno de los comensales

Getty


image_print

Sal, pimienta, un poquito de opio y… ¡listo!. Esta es la frase que debía de utilizar el propietario de un restaurante de la provincia de Shaanxi, norte de China. El dueño de este restaurante compró unos dos kilos de brotes de amapola, que machacó hasta conseguir un polvo que añadía a sus famosos ‘tallarines de la casa’, cuenta el diario chino Hua Shang.

Mesas repletas de comensales que querían volver a probar los deliciosos tallarines que se servían en ese restaurante. Una clave de éxito empresarial que pronto se terminó. La policía china descubrió este engaño gracias a uno de los comensales, Liu Juyou. El joven fue detenido tras dar positivo en un control antidrogas cuando había salido de cenar en el restaurante. Liu afirmó a las autoridades que él no había consumido ningún tipo de droga, simplemente había estado cenando con unos amigos en el famosos restaurante de la región.

Dos semanas de prisión para Liu Juyou que le hicieron pensar que algo extraño escondían esos famosos ‘tallarines de la casa’. Dicho y hecho, cuando salió de la cárcel volvió al restaurante y pidió el plato ‘aderezado’, después se hizo un test de drogas en el hospital dando positivo.

   Liu denunció los hechos a la policía que descubrieron el secreto de los ‘tallarines mágicos’. Opio y más opio, que han terminado con el dueño en la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *