Martes, 25 de Septiembre de 2018

            

El riesgo de muerte materna se duplica en mujeres embarazadas con anemia

Son datos de un estudio internacional dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres con más de 300.000 mujeres en 29 países

Imagen ilustrativa | Fuente: ArchivoGD
EP


image_print

Las mujeres embarazadas con anemia tienen el doble de probabilidades de morir durante o poco después del embarazo en comparación con las que no padecen la enfermedad, según un importante estudio internacional dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres, en Reino Unido, de más de 300.000 mujeres en 29 países.

La investigación, publicada en la revista ‘The Lancet Global Health’ y financiada por Barts Charity y el Programa de Reproducción Humana, sugiere que la prevención y el tratamiento de la anemia materna deben seguir siendo una prioridad mundial de salud pública e investigación.

La anemia, que se caracteriza por la falta de glóbulos rojos sanos, afecta a 32 millones de mujeres embarazadas en todo el mundo, y hasta la mitad de todas las mujeres gestantes en países de bajos y medianos ingresos (PIBM, por sus siglas en inglés). Las mujeres en países de bajos ingresos tienen un mayor riesgo de anemia debido a las mayores tasas de deficiencia de hierro en la dieta, trastornos hereditarios de la sangre, deficiencias de nutrientes e infecciones como la malaria, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la anquilostomiasis.

El autor principal, el doctor Jahnavi Daru, de la Universidad Queen Mary de Londres, afirma: “La anemia en el embarazo es uno de los problemas médicos más comunes a los que se enfrentan las embarazadas en países de bajos y altos ingresos. Hemos demostrado que, si una mujer desarrolla anemia severa en cualquier punto en su embarazo o en los siete días después del parto, corre un mayor riesgo de morir, lo que hace que el tratamiento urgente sea aún más importante”.

Y añade: “La anemia es una afección fácilmente tratable, pero los enfoques existentes hasta ahora no han podido abordar el problema. Los médicos, los responsables de la toma de decisiones y los profesionales de la salud deberían centrar su atención en la prevención de la anemia utilizando un enfoque multifacético, no solo esperando que los suplementos de hierro resuelvan el problema”.

El estudio, que es el más grande de este tipo, analizó datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre 312.281 embarazos en 29 países en América Latina, África, Pacífico occidental, Mediterráneo oriental y sudeste asiático. De estos, 4.189 mujeres tenían anemia severa (un conteo sanguíneo de menos de 70 gramos por litro de sangre) y se combinaron con 8.218 mujeres sin anemia severa.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA ANEMIA
Trabajos previos habían sugerido que la anemia estaba fuertemente vinculada con la muerte, pero que esto se debía a otras razones clínicas, y no a la anemia directamente. Los autores señalan que este análisis es el primero en tener en cuenta los factores que influyen en el desarrollo de la anemia en el embarazo (por ejemplo, pérdida de sangre o infección por malaria) que pueden haber sesgado los resultados de investigaciones previas.

Los resultados del análisis mostraron que, cuando se controlan todos los factores contribuyentes conocidos, las probabilidades de muerte materna se duplican en las madres con anemia severa. Se observó la relación en diferentes áreas geográficas y utilizando distintos enfoques estadísticos, lo que sugiere que existe una vinculación independiente entre la anemia severa y la muerte materna.

Las estrategias para prevenir y tratar la anemia materna incluyen el suministro de comprimidos orales de hierro para mujeres embarazadas, alimentos fortificados con hierro, la mejora del acceso a la atención prenatal en áreas remotas, el tratamiento contra la anquilostomiasis y el acceso a servicios de transfusión.

El estudio tiene limitaciones, incluida su naturaleza de observación, lo que significa que no se puede demostrar una relación causal directa entre la anemia grave y la muerte materna, porque pueden entrar en juego otros factores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.