Jueves, 30 Marzo, 2017

El Rey de Marruecos anuncia a Felipe VI que ha ratificado el acuerdo de pesca con la UE

Los pescadores andaluces podrán pescar en aguas marroquíes tras el último acuerdo en esta materia, que data de 2011



image_print

El Rey de Marruecos Mohamed VI ha comunicado al Rey Felipe VI que ha ratificado el acuerdo de pesca con la UE, un anuncio que ha sido acogido satisfactoriamente por el monarca español y que permite la vuelta de los pescadores españoles a aguas marroquíes.

Mahomed VI ha querido transmitir personalmente este anuncio al Rey español y ha aprovechado para ello la primera entrevista formal que han mantenido ambos desde la coronación de Felipe VI el pasado 19 de junio.

Un primer encuentro que ha tenido lugar en el Palacio Real de Rabat en el marco de una visita oficial de dos días que los Reyes españoles realizan a Marruecos y que se ha prolongado durante unos treinta minutos, según ha informado a Europa Press un portavoz del Palacio de La Zarzuela.

El Rey Felipe VI ha agradecido al monarca alauí la deferencia que ha tenido con él al anunciarle personalmente la ratificación del acuerdo de pesca con la UE y se ha felicitado de esta noticia de gran importancia para los intereses de los pescadores españoles.

El acuerdo de pesca con la UE, que fue aprobado por la Eurocámara el pasado diciembre, estaba únicamente pendiente de la firma del Rey Mohamed VI para su entrada en vigor.

El último acuerdo pesquero con Marruecos concluyó en diciembre de 2011 tras el veto de la Eurocámara. Tras un largo y complejo proceso de negociaciones, un nuevo protocolo fue aprobado por el Parlamento y los Veintiocho y firmado en 2013. Pero su entrada en vigor se ha visto retrasada hasta ahora por la falta de ratificación por parte de Rabat.

Los buques europeos obtienen con el acuerdo 126 licencias, de las que un centenar serán para españoles, sobre todo andaluces y canarios, y beneficiará a cerca de 1.500 tripulantes, de los que 500 serían marroquíes.

Además supone un incremento del 33 % de las posibilidades de pesca para la flota comunitaria –once Estados miembros pescan en la zona– con respecto al régimen anterior, a cambio de una contrapartida financiera de 40 millones anuales durante los próximos cuatro años.

EXCELENTES RELACIONES BILATERALES

El encuentro entre ambos monarcas también ha servido para constatar las excelentes relaciones bilaterales entre ambos países y, en este sentido, han coincidido en subrayar el compromiso por ambas partes para continuar por esta senda.

Así, tras repasar aspectos que afectan a las relaciones bitaterales, Mohamed VI y Felipe VI han manifestado la voluntad que existe por ambas partes para impulsar todos los proyectos de cooperación que hay en marcha en ambos países.

Felipe VI ha estado acompañado en este encuentro por el resto de la delegación española encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, y el embajador de España en Marruecos, José de Carvajal.

LA MÁS ALTA CONDECORACIÓN

Previamente al inicio de la reunión entre ambos monarcas, el Rey marroquí ha impuesto a Felipe VI el Wissam Al Mohammadi, la más alta condecoración del reino alauí. Un acto homaneje que ha tenido lugar en presidencia de la familia real del reino alauí –la esposa de Mohamed VI, Lalla Salma, su hermano, Mulay Rachid, y sus hermanas Lalla Asma, Lalla Hasna y Lalla Meriem– y de la delegación española.

Los Reyes de España han sido recibidos con honores militares a su llegada este lunes a Rabat y serán agasajados esta tarde noche con un iftar en su honor, la única comida del día con la que los musulmanes rompen el ayuno durante el mes de Ramadán.

Las visitas de jefes de Estado y de Gobierno no son habituales en Ramadán, cuando se paraliza la actividad del país. Los marroquíes consideran por tanto una muestra de cercanía y amistad recibir a los Reyes justamente en estas fechas.

El objetivo principal de este viaje de presentación de los Reyes de España a Marruecos es mostrar la voluntad que existe por ambas partes de mantener una relación tan estrecha como la que se tuvo bajo el reinado del Rey Juan Carlos.

Desde la llegada del Ejecutivo de Mariano Rajoy, la relación entre España y Marruecos pasa por una especie de luna de miel. Lejos quedaron las manifestaciones contra el PP que promovió el anterior Gobierno marroquí liderado por el nacionalista Istiqlal, motivadas por la postura crítica que mantuvieron los ‘populares’ tras el desalojo del campamento de protesta saharaui a finales de 2010, meses antes de que estallaran las revoluciones de la primavera árabe en Túnez, Libia y Egipto.

En la primera cumbre bilateral con Marruecos presidida por Rajoy, ya en 2012, se escenificó la voluntad que existe por ambas partes de aparcar los contenciosos tradicionales (Ceuta y Melilla, de un lado, y el Sáhara Occidental, del otro) en aras de la cooperación en materia de seguridad pero también en lo económico.

En este último aspecto los lazos se han profundizado y desde 2012 España es el primer proveedor de Marruecos, desbancando por vez primera a Francia. En el reino alauí hay unas 800 empresas españolas implantadas, aunque ascienden a 20.000 las que exportan al país vecino.

En los próximos meses, y de cara a la celebración de la cumbre bilateral entre los dos Gobiernos, para la que aún no hay fecha, ambas partes quieren poner en valor la cooperación en materia de educación y cultura. En este sentido, se está trabajando en un acuerdo para la puesta en marcha en Marruecos de un bachillerato internacional impartido en español. Marruecos es el país del mundo donde más colegios españoles hay, en los que estudian unos 5.000 alumnos, sin contar los que aprenden castellano en los 6 Institutos Cervantes que hay por todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *