Sábado, 27 Mayo, 2017

El Rey afirma que España es “el gran patrimonio común de todos”

Pide un "genuino aprecio social que valore la contribución insustituible" de los empresarios al bienestar social

Foto: Europa Press


image_print

El Rey Felipe VI ha pedido este lunes un “genuino aprecio social que reconozca, valore y agradezca la contribución insustituible que los empresarios realizan para el bienestar de los ciudadanos”, y ha destacado que España es “el gran patrimonio común de todos, la gran empresa que a todos nos pertenece y nos une”.

En el acto de entrega al presidente de honor del Grupo Freixenet, José Ferrer Sala, del Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial celebrado en la Universidad de Deusto en Bilbao, el Rey ha destacado la importancia de reconocer y valorar, por parte de todos, la aportación necesaria y fundamental que los empresarios realizan en beneficio del conjunto de la sociedad.

La entrega ha tenido lugar en un acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Deusto, en Bilbao, al que han asistido el lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, y el Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso.

También han estado presentes el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto; el rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, y el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, acompañados de numerosos representantes del mundo empresarial, como el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, y el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia.

El Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial ha sido convocado por el Círculo de Empresarios, el Círculo de Economía y el Círculo de Empresarios Vascos.

Sus presidentes, Javier Vega de Seoane, Antón Costas y José María Bergareche, respectivamente, han estado también presentes en la entrega de este galardón, que consiste en una reproducción de una medalla al mérito de la época de Carlos III cuyo original data de 1764.

Según el acta del Jurado, este premio se le ha concedido a José Ferrer Sala en virtud de su contribución al desarrollo económico y social de España a lo largo de varias décadas de esfuerzo y trabajo, creando empleo, internacionalizando sus actividades y contribuyendo a la mejora de su entorno y al bienestar del país.

“Todo ello le convierte –según el Jurado– en un ejemplo para las futuras generaciones”. El Jurado que ha concedido el Premio ha estado integrado por destacados representantes de la sociedad civil española, bajo la presidencia de Marcelino Oreja Aguirre.

El Rey ha comenzado sus palabras agradeciendo al Círculo de Empresarios, al Círculo de Economía y al Círculo de Empresarios Vascos su invitación para entregar el Premio Reino de España a la trayectoria empresarial.

PREMIO A UN CATALÁN EN TIERRA VASCA

“Un premio que entregamos en esta querida tierra vasca a un gran empresario catalán, José Ferrer Sala, que es al mismo tiempo un gran español, y lo hacemos rodeados de amigos, familiares y muchos empresarios más de otros territorios de España”, ha subrayado.

Felipe VI ha destacado que “confluyen hoy aquí tierras, personas, obras y sentimientos que integran, desde su propia singularidad, el gran patrimonio común de todos, la gran empresa que a todos nos pertenece y nos une, que es España”.

La segunda edición de este premio, según ha señalado, “nos reúne en Bilbao, cuna de emprendedores y de empresarios, ciudad llena de dinamismo, admirada por su empuje y vitalidad, ligada a la industria, pero también firmemente vinculada a la cultura y el saber”.

“En ella nos acoge la Universidad de Deusto, con tanta hospitalidad como solemnidad, una institución que es ejemplo de ese vínculo imprescindible entre el conocimiento y su aplicación práctica, como bien lo demuestran las generaciones de empresarios formados en estas aulas que, desde ellas, se han proyectado en el resto de España abriéndose, además, con valentía y éxito al mundo entero”, ha destacado.

El Rey ha afirmado que, en manos de los empresarios está nuestro progreso económico, y ha añadido que, “para alcanzar el éxito es preciso un entorno institucional en el que las autoridades nos atengamos en todo momento y con responsabilidad a nuestros respectivos deberes y obligaciones constitucionales, y en un marco que ofrezca seguridad jurídica, respeto a la ley, confianza y estabilidad”.

“Y todo ello en el seno de la Unión Europea que es ya un verdadero proyecto nacional de España; un proyecto que nos ampara y protege frente a las incertidumbres y que nos facilita e impulsa la superación de los retos a los que nos enfrentamos”, ha remarcado.

Ha destacado que el proyecto “empresarial y familiar impulsado por José Ferrer Sala desde Catalunya ha llegado a ser identificado como un ejemplo del mejor espíritu emprendedor español”, a la vez que ha subrayado, entre sus cualidades, su espíritu creativo, capacidad para asumir riesgos, determinación en las decisiones, pasión por la empresa, espíritu de superación, y formación de un equipo y trabajar bien con él.

El monarca ha insistido en la importancia de “reconocer y valorar, por parte de todos, la aportación necesaria y fundamental que los empresarios realizan en beneficio del conjunto de la sociedad”.

CREADORES DE EMPLEO

En este sentido, ha señalado que los empresarios son “los mayores creadores de empleo en España, y con su actividad contribuyen, junto a los demás ciudadanos, a mantener y fortalecer nuestro Estado de bienestar, que es un pilar de nuestra cohesión social, y a consolidar “el prestigio de España en todo el mundo como actor global de mayor peso y relevancia, algo imprescindible en el escenario internacional en el que vivimos”.

Por último, ha dicho que, al entregar a José Ferrer el Premio Reino de España en “esta querida y dinámica tierra que es el País Vasco, ponemos de relieve, una vez más, todo lo que nos une, todo lo que somos y lo mucho que compartimos, que refuerza nuestro camino de progreso, que es un camino que debemos seguir trazando, todos juntos, con fuerza y con ambición, con ilusión y con determinación”.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Servicios Sociales, e Igualdad, Alfonso Alonso, ha destacado: “Estamos en Euskadi y su majestad el Rey entrega en el País Vasco un premio a un empresario catalán, una imagen que simboliza una voluntad de cohesión, de unidad que nos hace más fuertes a todos”.
MeasureMeasure

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *