Viernes, 21 Septiembre, 2018

            

El Punto de Encuentro Familiar de Granada atiende a 130 familias con conflictos y problemas de convivencia en lo que va de año

Este servicio, que estrena nuevas instalaciones, tramitó en nuestra provincia un total de 410 expedientes en 2016

Visita a las nuevas instalaciones del Punto de Encuentro Familiar de Granada | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

El Punto de Encuentro Familiar (PEF) de Granada ha atendido en lo que va de año unos 130 expedientes con casos de familias afectadas por situaciones de conflicto y problemas de convivencia.

Así lo ha avanzado la delegada del Gobierno andaluz, Sandra García, con motivo de una visita a las nuevas instalaciones de este espacio en la capital, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, en la que ha estado acompañada, entre otros, por el director general de Justicia Juvenil y Cooperación de la Junta, Francisco Muñoz.

La delegada de la Junta ha valorado este servicio como uno de los más importantes de los que dispone la Consejería de Justicia e Interior para facilitar el derecho de los menores a relacionarse con sus progenitores y familiares durante procesos y situaciones que interrumpen la convivencia familiar.

Un lugar neutral y de intervención temporal, donde se garantiza el derecho de los menores a reunirse con sus padres en los términos acordados en la correspondiente resolución judicial. El Punto de Encuentro de Granada tramitó sólo el año pasado un total de 410 expedientes y atendió a 494 menores, según ha informado.

A nivel andaluz, los diez puntos de encuentro familiar -uno por capital de provincia, más los ubicados en el Campo de Gibraltar y Marbella- atienden a un total de 2.500 niños y a 2.000 familias en la comunidad, según ha precisado el director general de Justicia Juvenil, quien ha valorado la capacidad de estos centros y de sus profesionales para atender con la mayor calidad a los usuarios.

Los PEF cuentan con un equipo técnico multidisciplinar formado por psicólogos, pedagogos, trabajadores sociales y educadores, especialmente formados para la atención de casos de conflictividad familiar. A estos efectos, tiene como finalidad llevar a cabo los respectivos regímenes de visitas, comunicación y estancia de los menores con sus progenitores, y cuando se trata de supuestos derivados de episodios de violencia de género garantizar, además, un entorno seguro en interés supremo del menor y de la víctima de tal violencia.

El Punto de Encuentro Familiar está concebido como un recurso temporal y transitorio para llevar a cabo los regímenes de visitas, comunicación y estancia de los menores con sus progenitores, en tanto se normalicen las relaciones entre la pareja.

La Junta de Andalucía puso en marcha en el año 2009 estos espacios, donde se facilita un servicio temporal, excepcional y de carácter gratuito, con el objetivo de propiciar la normalización de la convivencia familiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.