Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

El Puerto de Motril, a toda vela

Las llegadas del Barco de la Paz, el 'Juan Carlos I y, la semana que viene, el Royal Clipper, el mayor velero del mundo, ponen en valor la instalación portuaria

El Puerto de Motril, desde el 'Juan Carlos I' | Foto: Javier Gea
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

El Puerto de Motril va viento en popa. Por sus muelles han pasado y pasarán en los próximos días tres de las embarcaciones más importantes a nivel mundial: el Barco de la Paz, el portaaviones ‘Juan Carlos I’ de la Armada española y el Royal Clipper, el velero más grande del mundo.

Durante estos días se ha podido disfrutar en la dársena granadina del buque insignia de la Armada española: el portaaviones ‘Juan Carlos I’, barco de mayor envergadura de toda España. En total, unas 16.000 personas se acercaron al Puerto de Motril para visitarlo y poder conocer de primera mano cómo funciona.

“La presencia del portaaviones en el Puerto de Motril es histórica”, asegura Francisco Álvarez de la Chica, presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, “en 110 años de historia jamás había venido la principal nave española a este puerto”. Que semejante cantidad de personas haya podido disfrutar de una visita a la embarcación es “un gran acontecimiento” al que se une la presencia de otras más de 500 en la jura de bandera civil. Todo ello supone, según Álvarez de la Chica, “tres días históricos para Motril y Granada”, pues “está viniendo gente de todos los puntos y también de provincias limítrofes”.

Francisco Álvarez de la Chica | Foto: Archivo GD

Antes de esta nave, hace cuatro días, llegó a los muelles del Puerto de Motril el Barco de la Paz, “un barco muy especial” según Francisco Álvarez, pues se trata de un crucero con origen en Japón que da la vuelta al mundo “expandiendo la cultura de la paz por los diferentes puertos que va tocando”. “En España solo visita el Puerto de Motril”, presume el presidente de la Autoridad Portuaria, que destaca que “en el crucero viajan supervivientes de las bombas de Iroshima y Nagasaki, por lo que ha sido un acontecimiento especialmente importante”.

Sin embargo, pese a acoger dos barcos de calado mundial, el Puerto de Motril todavía espera una visita más para deleitar a los granadinos y futuros visitantes. Se trata del Royal Clipper, el velero más grande del mundo, que atracará en Motril el día 18. Durante su estancia, se podrá visitar “de manera visual, dado que es un crucero y no se puede acceder al interior” las 34 velas desplegadas por los cinco mástiles del barco.

Royal Clipper

Impacto en la economía costera

El Puerto de Motril no es solo una atracción turística más. Las llegadas a la dársena granadina suponen también una repercusión a nivel monetario con calado en toda la zona costera de la provincia, pues “todos los visitantes requieren de servicios, especialmente de hostelería”, según recalca Francisco.

El presidente de la Autoridad Portuaria destaca que los visitantes “en muchos casos aprovechan y se van a la playa” dadas las temperaturas que están encontrando en Granada durante su estancia. “El conjunto de la costa está aprovechando estas decenas de miles de visitantes que están viniendo a disfrutar del portaaviones y a aprovechar el buen tiempo y la excelente gastronomía que tenemos”, finaliza al respecto.

La reconexión ferroviaria, principal línea de mejora

Pese a las excelentes cifras cosechadas por el Puerto de Motril, que lidera el crecimiento del tráfico portuario en España durante los primeros diez meses de este 2018, todavía cuenta con un margen de mejora a explotar por las condiciones en las que se encuentra la provincia.

La principal línea clave a seguir se encuentra en la reconexión ferroviaria, una cuestión que “si no empezamos a pedirla, no la tendremos hasta dentro de veinticinco o treinta años”, según indica Álvarez. “Si estamos consiguiendo liderar el crecimiento del tráfico portuario en España durante los 10 primeros meses del año sin ferrocarril, significa que el día que contemos con uno que nos una con Granada habremos multiplicado nuestra capacidad operativa y la de creación de puestos de trabajo e instalación de industrias, que es lo fundamental”, recalca a modo de reivindicación.

La otra línea de acción clave pasa por “que se corrija la discriminación con las conexiones con Melilla y nos consideren un puerto de igual categoría que los demás”. El presidente de la Autoridad Portuaria saca pecho de que “hemos conseguido durante años ser el puerto que más confianza ha generado en los viajeros de Melilla”, por lo que espera “poder facilitarle a los pasajeros de Melilla lo mismo que otros puertos tienen, como el de Almería o Málaga” poniendo fin a “una discriminación que dura desde 2011”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.