Martes, 17 Octubre, 2017

            

El PSOE presenta una alegación contra la prohibición de vehículos de carga y descarga en el Realejo y en el Albaicín

Los socialistas muestran su rechazo a la Ordenanza Reguladora de Acceso Restringido “al no estar consensuada con los vecinos”.

Gabinete


image_print

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento ha presentado una única alegación a la nueva ordenanza Reguladora de Acceso Restringido y Carriles de Circulación Especialmente Protegidos de la Ciudad de Granada, contra la prohibición prevista por el PP sobre el paso de vehículos de carga y descarga a algunos barrios como el Realejo o el Albaicín. Los concejales del PSOE comprobaron de primera mano, en una visita al Realejo, que “se trata de una ordenanza que afecta de manera directa a la vida diaria de los barrios, y que no ha sido consensuada con los vecinos y comerciantes”.

El concejal del PSOE, José María Rueda, explicó que la aplicación de la ordenanza “puede suponer un revés económico, ya que su redacción actual implica que los comercios y establecimientos hosteleros de esas zonas se vean avocados a su desaparición, dada la dificultad para que los suministros lleguen a sus negocios, dejando a los vecinos y residentes en una situación realmente precaria”. “El PP vuelve a incurrir en los mismos errores, proyecta una ordenanza sin medir las consecuencias y sin conocer la opinión de los ciudadanos”, argumentó el edil, quien recordó los “fiascos de la responsable de Tráfico, Telesfora Ruiz”.

El socialista detalló cómo desde “el primer momento hemos abogado por la realización de un estudio de impacto económico en el Albaicín y en el Realejo que cuantifique las pérdidas que acarreará para esos sectores la aplicación de la ordenanza en sus términos actuales, es decir, cuando los vehículos de mercancías y abastecimiento no puedan acceder a ellos”.

Para Rueda, “la medida es un nuevo error que se dirige a certificar la equivocada política mantenida por el equipo de Gobierno del Partido Popular, especialmente contraria al mantenimiento de los cascos históricos de Granada, como entes vivos y atractivos para evitar su despoblación y, en consecuencia su desaparición tal y como los conocemos en la actualidad”.

En este sentido, Rueda aseveró, como se recoge en la alegación que “el Albaicín y el Realejo necesitan implantar determinados elementos de carácter estructural que hagan viable la permanencia de actividades comerciales, fundamentales para la pervivencia de estos barrios, así como para atender la demanda de los miles de visitantes, en el sector hostelero y hotelero fundamentalmente”.

Por este motivo, los socialistas consideran “imprescindible plantear en el barrio la aparición de mejoras en la recepción y entrega de mercancías, la dotación de espacios de abastecimiento al ciudadano que mejoren la oferta y de núcleos de regeneración de la actividad productiva interna”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *