Jueves, 19 enero, 2017

El PSOE pide la revisión de la movilidad en San Juan de Dios

La concejala del PSOE, Raquel Ruz, recuerda que se trata de una promesa histórica de Torres Hurtado. Denuncia que el barrio se ha convertido en una ratonera y un caos de tráfico. Se hace eco de las quejas de los vecinos y comerciantes sobre el deficiente alumbrado público

Foto: Gabinete


image_print

La concejala del PSOE, Raquel Ruz, ha exigido hoy al equipo de gobierno del alcalde, José Torres Hurtado, la revisión de la movilidad en el barrio de San Juan de Dios. La edil explicó que se trata de una reivindicación histórica y una promesa incumplida de Torres Hurtado, quien modificó el sentido del vial cuando se acometieron las obras de Gran Vía, “pero a pesar de su compromiso de revertir la medida, esta nunca se llegó a cambiar y ya han pasado nueve años”.

La socialista se hizo eco del malestar de los comerciantes y vecinos de la zona quienes denuncian que el barrio se ha convertido en “una auténtica ratonera con las calles Almona de San Juan de Dios y Santa Bárbara como única salida”. Ruz apuntó que el barrio tiene unos dos mil residentes, “pero soporta un gran flujo de vehículos ya que hay varios centros hospitalarios y educativos en la zona, lo que genera a horas punta un caos de tráfico”.

La edil explicó además que los comerciantes han reiterado en numerosas ocasiones al Ayuntamiento de Granada el deseo de que se modifique el sentido del tráfico en San Juan de Dios, “pero lamentablemente el equipo de gobierno lleva años haciendo oídos sordos”.

El Grupo Municipal Socialista reiteró la petición realizada por comerciantes y vecinos y se traslado a la zona para hacer “una reivindicación que viene de lejos y que, por desgracia, no es la primera vez que hacemos”. Además del tráfico, Ruz solicitó que se amplié el recorrido del C6 ya que el barrio carece de servicio de autobús público”.

En otro orden de cosas, los vecinos se han quejado del deficiente alumbrado público. En este sentido, la socialista exigió al Ayuntamiento “actuaciones contundentes, porque si bien, ahora en verano el problema no es tan patente, en invierno a las seis de la tarde cuando anochece el alumbrado público deja mucho que desear, creando incluso situaciones de inseguridad inconcebibles en una calle tan concurrida como esta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *