Jueves, 30 Marzo, 2017

El PSOE pide en pleno controlar la contaminación del aire en la zona de los intercambiadores de la LAC

El concejal socialista, Miguel Ángel Fernández Madrid, insta al gobierno del PP a que “realice un estudio para tomar medidas que protejan la salud de todos los granadinos”.

Los concejales socialistas durante la visita a Villarejo. Foto: Gabinete


image_print

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada ha elevado una moción al pleno de noviembre con el objetivo de controlar la calidad del aire, sobre todo, en las zonas afectadas por los intercambiadores de la LAC. El concejal del PSOE, Miguel Ángel Fernández Madrid, apuntó “sobre la necesidad de que desde el Consistorio se ponga en marcha un plan de medición de la calidad del aire a fin de tomar medidas efectivas que protejan la salud de los granadinos”.

Fernández Madrid recordó que una de las razones esgrimidas por el PP para justificar la imposición de la LAC como medida estrella del Plan de Movilidad del PP era la necesidad de mejorar la calidad del aire en la ciudad de Granada, “uno de los peores de España, tal y como han manifestado en reiteradas ocasiones organizaciones del prestigio de Ecologistas en Acción o la propia Organización Mundial de la Salud”.

Sin embargo, añadió, los intentos desde el Ayuntamiento “ha sido en balde, ya que ahora sabemos que la famosa LAC tiene el mismo motor que cualquiera de los autobuses rojos que circulan por nuestros barrios”. En el caso de Villarejo y Violón, explicó, la situación “ha provocado la queja de los vecinos quienes han dado la alarma dado que, de un día a otro, han visto como la puerta de sus casas se ha convertido en estaciones de autobuses con un volumen de tráfico insoportable”.

Fernández Madrid llamó la atención “sobre la necesidad de efectuar mediciones municipales en estos puntos rojos porque hablamos de un problema que afecta directamente a la salud de los granadinos”. Para el socialista, “la excusa de la falta de presupuesto no es razón alguna para eludir la responsabilidad” y se refirió a que “al PP no le ha dolido nada gastar 15 millones de euros de los granadinos para implantar la LAC, por lo tanto, controlar la calidad de aire es una deuda”.

Si bien, el edil del PSOE reconoció que “la Junta de Andalucía es la que tiene la competencia en materia de Calidad de Aire”, destacó que la propia normativa permite a los ayuntamientos la adquisición del material adecuado para realizar las mediciones. En este sentido, Fernández Madrid fue rotundo y aseveró que “el gobierno municipal de Torres Hurtado tiene una deuda con los vecinos de Villarejo y Violón, tras no contar con ellos para desviar hasta la puerta de sus hogares el grueso de la contaminación de esta ciudad. Por tanto, es de recibo que desde el Consistorio se ponga en marcha todo el mecanismo para medir, analizar y contrarrestar la contaminación provocada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *