Jueves, 19 Octubre, 2017

            

El PSOE lamenta que el alcalde prefiera abordar el problema del tráfico con ordenanzas recaudatorias en vez de diálogo

Según el edil, “el tráfico de esta ciudad no puede quedar a expensas de que las LAC funcionen, aunque eso suponga aislar a la gente en sus barrios”

Gabinete


image_print

El concejal del PSOE, José María Rueda, ha lamentado que las únicas medidas en materia de Movilidad adoptadas por el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento se refieran a la elaboración o revisión de ordenanzas municipales “para enmascarar la falta de iniciativas respecto al tráfico”. Así, el edil se refirió a la ordenanza de Accesos Restringidos, en fase aprobación inicial, a la Derechos y Obligaciones de los Usuarios del Transporte Público y a la de Vados, en periodos de alegaciones hasta el 8 de diciembre.

Para el socialista, “las desastrosas medidas que la concejala Telesfora Ruiz ha adoptado estos dos últimos años y, que finalmente han tenido que ser revocadas por la falta de consenso ciudadano, está intentando taparlas ahora con una ordenancitis para dar apariencia de trabajo”. Sin embargo, el edil añadió que “toda esta nueva normativa lo único que está consiguiendo es fastidiar más a los ciudadanos que tendrán que soportar en sus carnes como el capricho del alcalde de las Líneas de Alta Capacidad en vez de facilitarles la vida, se la complicará aún más”.

En este sentido, se refirió al aumento de protestas por parte de ciudadanos, taxistas, comerciantes “y un largo etcétera de granadinos que sufrirán las consecuencias de un proyecto que solo tiene el objetivo de contrapornerse al metro, por encima de que sea adecuado y realmente mejore la movilidad en esta ciudad”.

Al respecto, destacó “la avalancha de cartas a los medios de comunicación de vecinos que realmente están muy preocupados por las decisiones que está adoptando el área de Tráfico y que está dejando aislado a los habitantes de barrios como Los Pajaritos, Albaicín o Realejo”.

Rueda aseveró que, una vez más, “esta señora se dedica a revisar ordenanzas sin tener en cuenta la opinión de la gente, de los ciudadanos de a pie, que son los que sufren las consecuencias de sus decisiones. Sin adoptar acuerdos, sin consensuar y lo que más me preocupa, sin escuchar. Decisiones que solamente tienen como objetivo recaudar”.

Para el socialista, la política de “vamos a crujir a la gente a impuestos y multas a través de las ordenanzas municipales que cada vez son más restrictivas, no es la solución a una movilidad que cada vez está peor porque, entre otras cosas, no se fomenta el uso del transporte público, sino que se ponen todas las trabas posibles y con recortes al servicio más que patentes. De hecho, el próximo año el recorte a la Rober será de 1,2 millones de euros, lo que repercutirá en el servicio y en los trabajadores”.

Rueda ahondó en el hecho de que “el Ayuntamiento haya presentado el tren turístico a la Alhambra como la gran panacea de la movilidad en esta ciudad” y recalcó, que se trata “de una simple propuesta turística”. En este sentido, se refirió a la “fallida Diabline y a las expectativas frustradas que causó por la falta de cabeza de quien nos dirige”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *