Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

El PSOE exige un plan municipal para controlar el aumento de ruidos en Caleta y Palacio Congresos por la LAC

El concejal del PSOE acusa al PP de trasladar los problemas de contaminación acústica fuera de centro “sin medir las consecuencias para el resto de granadinos”.

Parada de la LAC en el Palacio de Congresos


image_print

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada Miguel Ángel Fernández Madrid ha urgido al alcalde de la capital, José Torres Hurtado, a la puesta en marcha de un plan municipal para controlar el aumento de los niveles de ruidos en la zona de Caleta-Villarejo y Palacio de Congresos provocados por la implantación de la Línea de Alta Capacidad (LAC).

En un comunicado, el socialista ha lamentado que “Torres Hurtado y su gobierno celebre que los niveles de contaminación acústica se hayan reducido apenas unos decibelios en Gran Vía, mientras reconoce que no se han realizado mediciones en los nuevos puntos a los que han traslado el problema, que ya ha provocado las denuncias de los vecinos de zonas como el Violón o Villarejo donde literalmente le han plantado estaciones de autobuses en la puertas de sus casas”.

Para el edil del PSOE, “es inmoral que desde el PP se lleven diez años tapando los graves problemas de contaminación de la capital, no solo acústicos, también mediambientales, en vez de trabajar duramente por resolverlos”. Al respecto, Fernández Madrid ha afirmado que “las tretas mediáticas y propagandísticas son fruto de la incapacidad que tiene ese gobierno para actuar y solucionar los problemas de una ciudad”.

Tras asegurar que el modelo de gestión del alcalde es “estar a la defensiva”, ha destacado que en esta ciudad, problemas como el exceso de ruidos o la mala calidad del aire “son abordados por el PP con declaraciones rocambolescas, vacías y carentes de cualquier tipo de iniciativa que busque resolverlas”.

“Llevamos doce años con esta actitud, que lo único que hace es incrementar los niveles de contaminación y, por ende, la salud y la calidad de vida de los granadinos”, ha apuntado el socialista, quien ha advertido que “en esta ciudad nos merecemos un equipo de gobierno eficaz, que no vaya a la defensiva, sino un gobierno local que coja los datos y trabaje para darles la vuelta”.

Como ejemplo de la irresponsabilidad del PP, el socialista se refirió a que desde el Ayuntamiento “se airee que estamos enseñando a Turquía como controlar las emisiones del ruido, cuando apenas hemos reducido los niveles unos pocos decibelios, todo ello previo gasto de 15 millones de euros y después de dejar a media ciudad sin un servicio de transportes público decente”.

Para el Grupo Municipal Socialista, es “vergonzoso” que se enseñen estudios a responsables de otros países que han sido cuestionados, en su procedimiento, por la propia Justicia Española. “Es indecente e inmoral. Y, en cualquier caso, no es un asunto para sacar pecho, tal y como hace el PP, sino para pedir perdón a l

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El Sr. Fernández Madrid comete los mismos errores que los ediles de IU o de UPyD: hacer su legítimo (y necesario) trabajo de oposición municipal en materia acústica, sin haber estudiado lo suficiente.

    El Ayuntamiento de Granada, con la ayuda de la Universidad de Granada, lleva midiendo experimentalmente (y analizando) los niveles de contaminación acústica en la ciudad desde hace más de cinco años, lo cual incluye los puntos fijos de la red de medida del mapa de ruidos y, desde hace más de un año, los puntos de medida de la estación móvil. Estos instrumentos de medida no son habituales en las ciudades y tenerlos es ya de por sí un privilegio. Está previsto medir en la zona Palacio de Congresos y Caleta-Villarejo con la estación móvil, por lo que la reclamación del edil socialista no aporta nada. Si no se ha hecho ya es porque se está midiendo en otros emplazamientos, distintos lugares de la ciudad que también merecen la atención de los estudios acústicos que se están realizando. A día de hoy, y además de los ocho fijos, 12 emplazamientos entre residencial, sanitario-docente-cultural o turístico-terciario.

    En relación a la visita de la Delegación Turca, no es una irresponsabilidad atender a representantes de ciudades como Estambul o Ankara por una sencilla razón: han sido ellos y el proyecto europeo en el que se enmarca esa visita los que nos han elegido a nosotros. Han sido ellos los que han solicitado aprender de lo que se hace en Granada en materia de control y evaluación de la contaminación acústica, incluyendo la elaboración de su mapa estratégico de ruido y plan de acción. Lo que resulta ciertamente irresponsable es no saber qué se está haciendo en Granada en materia de ruidos y no saber reconocer un trabajo bien hecho, aunque sea haciendo labor de oposición municipal. Se equivoca también el edil socialista al decir que es “vergonzoso enseñar estudios que han sido cuestionados” porque, precisamente, han sido todo lo contrario, es decir, aplaudidos y alabados. Sólo tiene que entrar en la página web del SICA (CEDEX-MAGRAMA) o de la Fundación CONAMA y podrá ver esos reconocimientos realizados en público en foros tan importantes como el Congreso Nacional de Medio Ambiente o las Jornadas que CEDEX organiza periódicamente para formar a municipios en materia acústica. La Justicia Española no hace mención a la calidad técnica del mapa, sólo aborda cuestiones administrativas. Eso también debería saberlo el Sr. Fernández Madrid y es lo que resulta verdaderamente vergonzoso. Penoso y lamentable, más bien.