El primer tropiezo llega ante otro equipo de LEB Oro

Dicen que no hay dos sin tres, aunque en esta ocasión no pudo ser así para el Covirán Granada. El conjunto rojinegro sumó su primera derrota de la pretemporada en su visita al Real Canoe, el primer rival de LEB Oro al que se enfrenta, aunque las lecturas, tal y como explicó Pablo Pin tras el choque, son positivas.

Después de encadenar dos triunfos frente al Real Murcia, el primer equipo de Pablo Pin no pudo hacer lo propio en El Pez Volador, aunque solo fueron tres puntos los que separaron al cuadro rojinegro de los locales en el marcador y el resultado pudo ser muy diferente. A falta de 25 segundos para el final, el conjunto madrileño solo sacaba dos puntos de ventaja a los de Pablo Pin, y una falta personal sobre Josep Pérez le otorgaban tres tiros que podrían haber supuesto el tercer triunfo consecutivo del Covirán.

Sin embargo, solo anotó uno de ellos, tras lo que el Canoe aprovechó su posesión para alcanzar los 63 puntos, cifra que, pese a la derrota, vuelve a hablar bien de la faceta defensiva del conjunto granadino. Este fue el aspecto que más satisfizo a Pablo Pin, pues considera que “a nivel defensivo hemos estado bien”. El ataque concentrará la mayor carga de trabajo durante los próximos días a juzgar por las palabras del técnico rojinegro, y más concretamente los pases, pues “hemos tenido varias pérdidas bastante tontas”.

La próxima prueba tendrá lugar este viernes, cuando el conjunto rojinegro comience su participación en la Copa Andalucía frente al Real Betis. Este será el segundo equipo de LEB Oro al que se enfrentarán los de Pablo Pin, así como la primera prueba de nivel para los rojinegros. El conjunto sevillano ha descendido este curso de  ACB, por lo que el choque del viernes servirá para medir el potencial del Covirán, que ya habrá podido trabajar los errores cometidos ante el Real Canoe.