Lunes, 24 Julio, 2017

            

El presupuesto de la Universidad de Granada para 2016 asciende a 382,6 millones, un cuatro por ciento menos

La reducción del alumnado, "causada por la crisis económica de los últimos años que los ha obligado a quedarse en sus universidades de procedencia", ha reducido el ingreso por tasas y precios en un 0,12 por ciento

Foto: E.P
E.P


image_print

El Pleno del Consejo Social de la Universidad de Granada (UGR) ha aprobado este martes por unanimidad el presupuesto definitivo de la institución docente para 2016 que asciende a 382,6 millones de euros, un cuatro por ciento menos que en el ejercicio anterior y que se centrará “en una apuesta por las personas que componen la comunidad educativa y la investigación de excelencia”.

La gerente de la UGR, María del Mar Holgado, ha señalado en rueda de prensa que se trata de un documento “realista, transparente y prudente” ya que en el próximo año “los recursos vuelven a ser escasos y limitados, lo que obliga a establecer prioridades” además de haberse tenido en cuenta “la situación de incertidumbre económica para su elaboración” así como la búsqueda de nuevos ingresos para “el fomento de la docencia y la investigación” a través de convocatorias de competitividad “aprovechando que la Universidad de Granada es puntera en este campo”.

En cuanto al componente del presupuesto, la partida mayor llega de la financiación operativa de la Junta de Andalucía de la cual la UGR recibe un 21,24 por ciento lo que se traduce en 241,6 millones de euros que, en base a la cláusula de salvaguarda aprobada por el consejo de rectores celebrado en la capital granadina, aumenta hasta 242,4 millones para que “la financiación no sea menor que en 2015”.

La UGR completará su capítulo de ingresos a través de las matrículas y tasas públicas del alumnado, con 55,4 millones de euros así como por las transferencias corrientes y de capital, los ingresos patrimoniales (806.000 euros) y los activos financieros (650.000 euros) aunque, según palabras del presidente del Consejo Social, Gregorio Vicente Jiménez López, “el presupuesto real es de 310 millones ya que no se puede saber con exactitud los ingresos por investigaciones que se recibirán”.

La reducción del alumnado, “causada por la crisis económica de los últimos años que los ha obligado a quedarse en sus universidades de procedencia”, ha reducido el ingreso por tasas y precios en un 0,12 por ciento; descienden, igualmente, los ingresos por transferencias corrientes en un 10,43 por ciento por la disminución gradual de la financiación operativa de la Junta de Andalucía así como por la reducción de subvenciones de instituciones y los ingresos patrimoniales, en un 46,48 por ciento aunque aumenta la transferencia de capital en un 1,73 por ciento por la minoración de inversiones en infraestructuras y la apuesta por la obtención de proyectos de investigación nacionales y europeos.

Holgado ha anunciado que las líneas estratégicas de presupuestación de la Universidad de Granada será la apuesta por la investigación como fuente de ingresos, el mantenimiento de los puestos de trabajo y las becas así como la relegación al último puesto de las infraestructuras a las que se les hará un mantenimiento pero que no será prioridad en la partida de gastos.

GASTOS

En cuanto a los gastos que prevé la UGR para el próximo año, el mantenimiento de la plantilla de personal seguirá siendo primordial con un aumento del 0,37 por ciento que se debe, sobre todo, al aumento del uno por ciento de las nóminas de los empleados llegando a los 260,6 millones de euros.

Los gastos corrientes, con una previsión de 37,05 millones de euros se reducirán en un 4,29 sobre todo por el cierre de los edificios durante las épocas de menor ocupación, como las vacaciones, “ya que se ha comprobado que es una medida eficaz” y con eliminación de lo Universiada 2015 y la consolidación del plan de becas y ayudas al estudio, las transferencias corrientes bajarán en un 8,89 por ciento.

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha mencionado también la deuda que la Junta de Andalucía mantiene que con las universidades destacando, en el caso de Granada, que los 78 millones de euros que costó la nueva sede de la facultad de Medicina “de momento la ha pagado en su integridad de la Universidad” aunque ha aclarado que el Gobierno andaluz ha reducido la cuantía con dos ingresos a lo largo de 2015 (en julio y noviembre) y se prevé que para antes de que termine diciembre se haga otro ingreso que salvará los 17 millones de euros de obligaciones de pago para antes de que termine el año que tiene la institución educativa, aunque confía en que llegará más dinero.

Para concluir, Jiménez López ha anunciado que el Consejo Social va a enviar una carta a la Junta de Andalucía para instar a un cambio en el modelo de financiación de las universidades que en la actualidad se basa en el número de alumnos y “no tiene en cuenta otras cuestiones como la excelencia en investigación o el número de grados y máster que se ofrece donde la UGR tiene un gran posicionamiento”.

En la misiva, demandarán la llegada de más fondos así como el pago de la deuda que mantiene la institución autonómica pero, sobre todo, “el cambio de modelo para que no se penalice con menos dinero a universidades como las de Granada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *