Lunes, 15 de Octubre de 2018

            

El precio medio del arrendamiento rústico en Andalucía se situó en 247 euros por hectárea en el año 2016

En todas las provincias, menos en Cádiz, sube la renta de las tierras de cultivo, que experimentan un ascenso regional del 8%

Plantación de tomates | Fuente: ArchivoGD
Gabinete


image_print

El precio medio del arrendamiento rústico en Andalucía se situó en 247 euros por hectárea en el año 2016, según los resultados de la Encuesta de Cánones de Arrendamientos Rústicos realizada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural a través de las distintas delegaciones territoriales. Salvo en Cádiz, este canon se incrementó en todas las provincias, en las que se mantiene la tendencia alcista.

El incremento general del precio de las tierras de cultivo en Andalucía fue de un 8% respecto a los datos de 2015, mientras que el aumento nacional fue de un 3%. Por provincias, las subidas registradas fueron de diferente magnitud.

Almería sigue siendo la provincia en la que más elevado se encuentra el canon de arrendamiento, con 703 euros por hectárea de media, seguida de lejos por Sevilla, a 315 euros por hectárea y Jaén, a 287 euros por hectárea.

En cuanto a la evolución de los cánones por tipo de cultivo o aprovechamiento, las tierras de labor en regadío incrementaron su precio de arrendamiento en todas las provincias excepto Cádiz. Los ascensos fueron de moderada importancia en Granada (+13,18%) y Sevilla (+14,12%). Esta última continúa siendo la provincia con el canon más elevado, una media de 723,66 euros por hectárea.

El arrendamiento medio de los olivares con producción destinada a la extracción de aceite también se incrementó en toda Andalucía, aunque los ascensos fueron de escasa consideración. El más elevado lo registró la provincia de Córdoba (+5,19%). El canon medio estuvo entre los 296 euros por hectárea de Jaén y los 346 euros por hectárea de Granada.

En el caso de los pastizales, este indicador mostró variaciones de diferente signo, de manera que hubo ascensos en provincias como Almería (+8,2%) y Córdoba (+11,6%), y descensos como los de Granada (-5,8%) y Jaén (-11,15%). La provincia con el canon más elevado para este tipo de tierras continuó siendo Cádiz, a una media de 90,90 euros por hectárea.

Las tierras de labor en secano bajaron o mantuvieron el precio en todas las provincias andaluzas, salvo Sevilla, en la que aumentó un 4,76%, y Huelva, en la que lo hizo un 5,9%. Las bajadas fueron de moderada importancia, destacando Granada (-16%).

CANON POR PROVINCIA

El ascenso más destacado de las tierras de alquiler almerienses lo experimentaron los cultivos protegidos en regadío y frutales de fruto seco de secano, con un 40% y un 25%, respectivamente. Las fincas con cánones más elevados continúan siendo las de cultivos protegidos y hortalizas al aire libre, a una media de 6.906 euros por hectárea y 1.310 euros por hectárea en cada caso.

En Granada las variaciones fueron moderadas, salvo la subida de los frutales de fruto seco de secano, que ajusta el canon hasta una media de 197 euros por hectárea. Los arrendamientos más elevados se registraron en labor regadío y olivar de transformación en regadío, a una media de 593,18 euros por hectárea y 532,70 euros por hectárea. La media para la provincia de Granada estuvo en 138 euros por hectárea, ligeramente superior a la de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.