Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

El precio de la vivienda de segunda mano en Granada sube un 2,7% en 2016

Andalucía cierra 2016 con un aumento del 3,1% respecto a 2015

Cartel de 'Se alquila' en Granada | Archivo GD
E.P


image_print

El precio medio de la vivienda de segunda mano en Andalucía cierra 2016 con un aumento del 3,1 por ciento respecto a 2015 y supone el segundo incremento consecutivo en el precio de la vivienda desde 2006, ya que el año 2015 cerró con una subida del 0,7 por ciento, según el análisis de cierre de año que elabora anualmente el portal inmobiliario Fotocasa en el informe ‘La vivienda de segunda mano en 2016’.

“En 2016 se ha confirmado el buen momento que vive el sector tras ocho años de ajuste. La financiación hipotecaria se ha consolidado, las compraventas crecen a un buen ritmo y los precios siguen estabilizándose, salvo en las grandes plazas y en puntos de la costa donde ya empiezan a subir. Todo apunta a que lo peor ha pasado, aunque la recuperación será lenta, moderada y muy desigual”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa.

De esta forma, el precio de la vivienda de segunda mano se sitúa en Andalucía en 1.469,77 euros por metro cuadrado. Este valor se sitúa un 10,9 por ciento por debajo de la media española, que en diciembre de 2016 es 1.649,37 euros por metro cuadrado.

Así, Andalucía es la novena comunidad autónoma más económica para adquirir una vivienda en España. Solamente tienen un precio menor para comprar un piso Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, La Rioja, la Comunitat Valenciana, Canarias, Castilla y León, y Aragón.

En la parte alta de la tabla encontramos a País Vasco, Madrid y Cataluña, donde se pagan entre 2.699,25 euros por metro cuadrado y 2.090,50 euros por metro cuadrado. Andalucía alcanzó su máximo histórico en el precio medio de la vivienda en abril de 2007 con un valor de 2.509 euros por metro cuadrado. Desde entonces ha acumulado un descenso de un -41,4 por ciento.

SEIS PROVINCIAS ANDALUZAS INCREMENTAN EL PRECIO

A cierre de 2016, seis provincias andaluzas suben el precio. Se trata de Málaga, que incrementa un 3,9 por ciento, seguido de Córdoba (3,2 por ciento), Cádiz (3,0 por ciento), Granada (2,7 por ciento), Sevilla (2,0 por ciento) y Almería (uno por ciento).

En el otro extremo, dos provincias descienden el precio en 2016. La caída más acusada la experimenta Huelva (-1,2 por ciento), seguido de Jaén (-0,5 por ciento).

Asimismo, si a cierre de 2015 eran tres los municipios que incrementaban el precio de la vivienda de segunda mano, en 2016 el panorama cambia bastante. De hecho, son 64 de los 124 municipios analizados que suben el precio de la vivienda. El incremento más acusado lo experimenta Adra (24,9 por ciento), seguido de Nerja (21,9 por ciento), La Algaba (20,3 por ciento), y Pulpí (19,5 por ciento).

En el otro extremo, 50 municipios ven decrecer el precio en 2016. La caída más acusada se encuentra en La Zubia (-27,1 por ciento), seguido de Casares (-14,6 por ciento), Utrera (-14,5 por ciento), y Albox (-13 por ciento).

En cuanto a los precios, Marbella continúa siendo el municipio más caro para comprar una vivienda de segunda mano, con un precio medio de 2.458 euros por metro cuadrado, seguido de Nerja (2.349 euros por metro cuadrado), Tarifa (2.222 euros por metro cuadrado), Benahavís (2.089 euros por metro cuadrado), y Cádiz capital (2.071 euros por metro cuadrado). En el otro extremo, Alcalá de los Gazules es el municipio más barato, con un precio de 663 euros por metro cuadrado, seguido de Láchar (775 euros por metro cuadrado), Prado del Rey (782 euros por metro cuadrado), y San Juan del Puerto (804 euros por metro cuadrado).

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Que halla bajado el precio en La Zubia es incierto. Lo que pasa es que apenas se vende nada ya que el alquiler funciona muy bien. Y lo poco que se vende de segunda mano son propiedades de poco interés.

  2. Que halla bajado el precio en La Zubia es incierto. Lo que pasa es que apenas se vende nada ya que el alquiler funciona muy bien. Y lo poco que se vende de segunda mano son propiedades de poco interés.