Sábado, 19 Agosto, 2017

            

El PP sospecha que el próximo director del Festival de Música y Danza será puesto “a dedo por el PSOE”

Los populares defienden el trabajo “ejemplar” de Diego Martínez, que fue nombrado “por un comité de expertos que valoró sus méritos” y tiene “serias dudas” de que su sustituto sea designado de la misma manera

Rocío Díaz, portavoz del grupo municipal del PP
Gabinete


image_print

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada sospecha que el Consejo Rector del Festival Internacional de Música y Danza no ha renovado a Diego Martínez como director porque pretende sustituirlo por alguna persona “puesta a dedo, por amiguismo y porque sea cercana al PSOE”. Una persona que los populares tienden a pensar que ya está decidida, que tiene “nombre y apellidos”, como ha declarado la portavoz del grupo, Rocío Díaz.

La portavoz ha destacado que Diego Martínez fue nombrado director “por sus méritos”, que fue designado por un comité de expertos “que decidió que, entre los candidatos que optaban a ese puesto, era el más idóneo”. Por eso, y por el trabajo “ejemplar” que ha desarrollado durante los seis años que ha estado al frente de un festival “que sigue siendo referente cultural en Andalucía, en España y en Europa”, le ha sorprendido, y mucho, la decisión adoptada por el consejo rector, que por cierto se abordó en el capítulo de ruegos y preguntas “pese a ser un asunto de evidente interés”.

Rocío Díaz ha incidido en que la trayectoria de Diego Martínez al frente del festival está “avalada con datos”. El mejor ejemplo es que, en la edición del año 2010, el presupuesto fue de 3,6 millones, los ingresos por subvenciones oficiales ascendieron a 2,5 millones, los obtenidos mediante patrocinio a 377.000 euros y la recaudación en taquilla, a 701.239. Seis años más tarde, el presupuesto del festival disminuyó ligeramente (3,3 millones) y decrecieron de forma muy clara las subvenciones, que pasaron a ser de 1,5 millones. Sin embargo, aumentaron de manera espectacular los ingresos por patrocinio (745.500 euros) y por la venta de localidades, que se situó en los 925.025 euros.

“Entendemos que, cuando algo está funcionando, cuando se está trabajando de forma ejemplar y cuando, pese a todas las dificultades, el festival no ha bajado en calidad, no hay por qué hacer ese cambio”, ha recalcado Rocío Díaz, que por eso mismo teme que la cancelación de su contrato se haga únicamente para favorecer “a alguien vinculado al PSOE, ya sea de Granada o venido de fuera”.

El grupo popular ha asegurado que estará “vigilante” ante lo que pueda decidir el consejo rector y que, por supuesto, preguntará al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, qué opina de esa decisión y por qué no dio explicaciones a los portavoces de los partidos representados en el Ayuntamiento en la última Junta de Gobierno, a la que ni siquiera asistió. Al tiempo, ha aprovechado para dar públicamente las gracias a Diego Martínez, “que se irá con la seguridad de que ha hecho un magnífico trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *