Miércoles, 19 Septiembre, 2018

            

El PP solicita un informe jurídico que trate de explicar “los últimos y bochornosos acontecimientos” administrativos en el Ayuntamiento de Granada

El coordinador del grupo municipal del PP, Juan Antonio Fuentes, ha pedido la dimisión del portavoz y concejal de Economía del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver

El coordinador del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

“Lo que se está viviendo en este ayuntamiento es un descontrol continuo, algo digno de ‘La escopeta nacional’ y hasta Berlanga lo tendría difícil para escribir un guión mejor. Cualquier día salimos en los telediarios nacionales no por la imputación de nuestro alcalde o por las manifestaciones en demanda de dos hospitales, sino para cosas como ésta”. Con esta contundencia se ha pronunciado el coordinador del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, tras conocerse que el Boletín Oficial de la Provincia publicó ayer lunes que el pleno del Ayuntamiento de Granada había aprobado una modificación del tipo impositivo para amortiguar el incremento del 4% del IBI, cosa que, como se sabe, no sucedió.

Fuentes interpreta que lo que eso significa es que el alcalde Cuenca “se permite escribir la historia antes de que ocurra”, un “hecho paranormal” propio de un “iluminado”, de alguien que no sabe manejar un ayuntamiento y ha perdido “toda capacidad de diálogo”.

Lo ocurrido es, a juicio de los populares, una nueva demostración de que el ayuntamiento se ha convertido “en un continuo sainete”. Otra se vio también ayer, en la comisión de Economía y Hacienda, donde se debatieron las dos alegaciones, registradas en tiempo y forma, por un colectivo contra las ordenanzas fiscales después de que éstas hayan sido aprobadas en sesión plenaria.

Eso ha llevado al grupo popular, a través de su concejal Francisco Ledesma, a registrar hoy un escrito en el que pregunta “cómo es posible que se aceptaran dos alegaciones que no habían sido objeto de modificación en el expediente inicial y que carecían de un informe técnico-económico y de un estudio de costes para calcular su impacto en las arcas municipales”.

En su escrito, el PP recalca que el sentido del voto de los distintos grupos municipales “podría alterar significativamente el expediente en cuestión, dando lugar a un vacío y un galimatías legal” que a su vez podría desembocar “en un contencioso administrativo sin precedentes”. Y añade que, si las alegaciones se aceptaran, entrarían en vigor cuando se publicasen en el BOP “dando lugar a que unos granadinos tributasen por una cuota, al devengo del tributo a 1 de enero, y otros a la fecha de la publicación”. Asimismo, cuestiona si el expediente dictaminado en la comisión de Economía de ayer lunes se va a votar en conjunto o por separado en el próximo pleno ordinario del 27 de enero.

El PP solicita un informe jurídico que trate de explicar “los últimos y bochornosos acontecimientos” y que clarifique la actual situación administrativa del ayuntamiento. Fuentes, además, ha solicitado la dimisión o la destitución del concejal de Economía, Baldomero Oliver, “porque no basta con el tirón de orejas que seguro que le habrá dado Cuenca por culpa de esto. Lo que ha ocurrido es más serio, más grave”, ha enfatizado.

El coordinador del grupo popular ha acusado al alcalde de gobernar “desde la prepotencia”, un defecto “que ha heredado de su partido”. Un PSOE que por añadidura no le respalda. “Es significativo que Susana Díaz no haya hecho todavía una visita institucional a Granada desde que Cuenca es alcalde”, ha recordado.

También ha responsabilizado de la situación a Ciudadanos, principal socio de gobierno de los socialistas, que prefieren “anteponer el pacto firmado en Sevilla entre Juan Marín y Susana Díaz” a dar soluciones a lo que ocurre en Granada.

Aunque el PP cree que no es tarde para revertir la situación. De ahí que haya vuelto a emplazar a Ciudadanos a que “reconsidere” la oferta de diálogo que recientemente puso encima de la mesa el presidente provincial de los populares, Sebastián Pérez, y que ambas formaciones se sienten a negociar una moción de censura “que acabe con la época más sombría para la ciudad de Granada desde el inicio de la democracia”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.