Domingo, 23 Septiembre, 2018

            

El PP reprocha al Ayuntamiento que no instale cámaras en el Albaicín pese a tener el dinero y los permisos

Antonio Granados ha comentado el "abandono" que padece el Maristán "desde hace treinta años y cuya reforma lleva apareciendo inútilmente en los presupuestos autonómicos desde hace cuatro años"

Pintadas en el Albaicín | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada ha censurado que aún no se haya materializado el sistema de cámaras dirigido a luchar contra las pintadas en el barrio del Albaicín pese a haber “dotación presupuestaria y permisos” para su instalación.

El portavoz adjunto del grupo, Antonio Granados, ha sostenido este martes que parte de las promesas incumplidas del alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), se centran en el barrio del Albaicín, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad por encontrarse a las faldas de la Alhambra.

Al asunto de las pintadas, ha sumado el “abandono” que padece el Maristán “desde hace treinta años y cuya reforma –ha dicho– lleva apareciendo inútilmente en los presupuestos autonómicos desde hace cuatro años” y el Palacio de Dar Al-Horra, que “sigue esperando una reforma integral que no ha llegado pese a que se anunció que sería la sede del Milenio”.

En ese mismo barrio, ha apuntado, hay obras que se están costeando “gracias a la iniciativa privada”, como el arreglo de la Iglesia de San Nicolás, censurando que la Junta “lleve doce años sin invertir” en esta zona pese a que posee el mirador “con una de las mejores vistas del mundo”.

“Cuenca guarda silencio ante eso y ante otros gravísimos incumplimientos”, ha continuado Granados, que ha mencionado “grandes retos de movilidad” como el metro, “que debería llevar funcionando cuatro años”, o las VAU, “que se presupuestaron en 1999”.

Por ello, opina que la política de Cuenca es “inexistente” y se limita a “vender humo”, mientras que “sigue sin avanzar nada sobre el próximo presupuesto municipal”, después de que la última reunión de los grupos municipales fuera en noviembre.

Por su parte, el concejal Fernando Egea ha acusado al equipo de gobierno de “paralizar” en 2016 el plan de eliminación de rebajes que el anterior gobierno local desarrolló durante seis años y ha propuesto una inversión de 600.000 euros para adaptar 750 bordillos en pasos de peatones, cruces y zonas con escalones de toda la ciudad, sobre todo en Zaidín, Zona Norte, Centro y Beiro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.