Viernes, 21 Julio, 2017

            

El PP propone que la Casa Ágreda se convierta en el Museo de la Ciudad

Antonio Granados ha animado a la Junta a que haga “una inversión” en el lugar o a que gestione la transferencia de dos euros por cada entrada a la Alhambra

Foto: Archivo
Gabinete


image_print

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada ha abogado por darle una solución “ambiciosa y positiva” a la situación de la Casa Ágreda, en el Bajo Albaicín. Esa solución podría consistir en que el inmueble albergara el Museo de la Ciudad, una idea que los populares pusieron encima de la mesa hace ya muchos años, tal y como han indicado. De hecho, pretendían ubicarlo inicialmente en la que fue sede del Banco de España, pero la Junta de Andalucía prefirió poner allí la Escuela de Fiscales “aunque finalmente lo que está ahí es el despacho del fiscal jefe de Andalucía”, ha ironizado el portavoz adjunto popular Antonio Granados.

Granados ha animado a la Junta a que haga “una inversión” en la Casa Ágreda o a que gestione la transferencia de dos euros por cada entrada a la Alhambra, por ejemplo a la Fundación Albaicín y de ese modo “hagamos una apuesta conjunta por el futuro del barrio dos administraciones que estamos implicadas en su conservación”.

Por su parte, el coordinador del grupo municipal popular, Juan Antonio Fuentes, ha mostrado su “extrañeza” por dos expedientes que se han visto en la Junta de Gobierno celebrada hoy. Uno de ellos propone el regreso al Ayuntamiento de un funcionario que hasta ahora es subdirector general de Comercio de la Junta “y militante de IU” a quien la Justicia pide 16 meses de prisión y seis años de inhabilitación por la supuesta comisión de delitos informáticos, según ha indicado el coordinador. “Puede que su reingreso a la plantilla municipal sea una condición que ha puesto el concejal Francisco Puentedura para apoyar a Cuenca en la Alcaldía”, ha apuntado Fuentes.

El otro expediente que le llama “poderosamente” la atención propone la suspensión de 79 concursos para jefaturas en el Ayuntamiento, unas pruebas para las que se han presentado 300 solicitudes y cuyas bases “fueron pactadas con las fuerzas sindicales hace pocos meses”, según Juan Antonio Fuentes.

El coordinador ha afirmado no entender tal decisión. “Si tienen dudas con un concurso en concreto, que lo suspendan, pero hacerlo con todos puede traerle problemas legales al Ayuntamiento”, ha incidido Fuentes, al que también le sorprende que en la Junta de Gobierno no haya escuchado “ningún comentario” de los portavoces de los demás partidos “pese a la importancia de este asunto”. Según el concejal, esto es una muestra de por dónde van a ir los tiros en política de personal y recursos humanos en el Ayuntamiento de Granada a partir de ahora. “Por lo que hemos visto hoy, lo único que parece claro es que el cuatripartito quiere revocar todo lo que hizo el PP”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *