Martes, 17 enero, 2017

El PP pide en el Parlamento que el Hospital del PTS se llame “Doctor Federico Olóriz”

El parlamentario granadino y médico, Vicente Valero, ha subrayado “los valores humanos, el trabajo y el espíritu de servicio público” con los que Olóriz fraguó su carrera

PTS3


image_print

El Partido Popular pedirá en el Parlamento Andaluz que el nuevo hospital del PTS sea denominado ‘Hospital Doctor Federico Olóriz’, “en reconocimiento a la incomparable trayectoria del gran médico y antropólogo granadino”. Lo hará a través de una Proposición no de Ley (PNL) presentada por el Grupo Parlamentario Popular en la que los populares aseguran que “su voluntad es dignificar la importancia del centro hospitalario que debe ser de referencia en Granada, recordando la figura del Doctor Olóriz”.

El parlamentario granadino y médico, Vicente Valero, ha subrayado “los valores humanos, el trabajo y el espíritu de servicio público” con los que Olóriz fraguó su carrera y a través de la cual “elevó la medicina española, contribuyó a salvar vidas y a formar a nuevas generaciones de facultativos”.

A juicio de Valero, científicamente y en el ámbito docente, la figura del doctor Olóriz “es una de las más destacadas de la medicina española” con contribuciones de carácter científico en ámbitos como la antropología o práctico como sus estudios sobre la dactiloscopia que le llevaron a crear una técnica pionera usada de identificación, “por lo que su nombre es muy adecuado para la denominación del hospital universitario de Granada”.

En todo caso la PNL también apunta a que “corresponda en último término” a los colectivos médicos y académicos de la provincia, a los colegios profesionales y las facultades la decisión final sobre el nombre del Hospital, y no, subyaya el PP en su PNL, “al criterio unilateral de las instituciones políticas”, en referencia a la voluntad de la Junta de Andalucía de dar al centro el nombre del ginecólogo gallego, subsecretario de armamento durante la guerra civil, diputado socialista y máximo responsable del PSOE en el exilio, Alejandro Otero.

“Como siempre hemos dicho, a nuestro juicio la figura de Federico Olóriz merece dar nombre al nuevo Hospital, pero desde nuestro punto de vista”, ha dicho Valero, “debe ser el sector quien analice los diferentes méritos y quien determine cuál es el más apropiado, buscando un lógico consenso y atendiendo a las cualidades médicas y académicas y no a consideraciones arbitrarias ligadas a la militancia política o ideológica”.

Equipamiento y apertura
Sin embargo, en su PNL el PP no se limita a proponer la denominación de “Doctor Federico Olóriz” para el nuevo hospital, sino que reclama así mismo la conclusión de su equipamiento total para su puesta a disposición de los ciudadanos “respetando los derechos de los profesionales y garantizando la calidad asistencial”.

“Eso es lo más importante. Los granadinos esperan desde 2002 a que se abra un nuevo hospital que resuelva las graves deficiencias de la atención sanitaria de la capital y las graves carencias de una ciudad que lleva desde hace cincuenta años con los mismos hospitales”, ha dicho Valero

“El resultado de una decadencia preocupante en el ámbito asistencial y laboral es un hospital cuya construcción finalizó hace tres años y está cerrado, mientras hay tres o cuatro camas por habitación en el resto de hospitales, hay listas de espera interminables y una intolerable saturación tanto en urgencias como en atención primaria”, ha concluido el parlamentario.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¿Y por qué no el nombre de ALEJANDRO OTERO? El doctor ALEJANDRO OTERO fue el gran impulsor de la asistencia sanitaria en Granada. El hospital Clínico y el sanatorio de la Salud, entre otros, fueron el fruto de la labor de este político y medico, que ayudó a nacer a miles de granadinos. Alejandro Otero pertenece, como señala María Dolores Fernández Fígares en su biografía, a un tipo incalificable de hombres de personalidad desbordante, rica en matices y contradicciones aparentes, brillantes y apasionados. Nació en la villa pontevedresa de Redondela, era el tercer hijo de una familia formada por el matrimonio de Juan Otero Milleiro, su padre, y Rita Fernández Pereira, su madre. En Granada se le recuerda especialmente por su noble labor humanitaria, que le llevó a ser reconocido como un hombre excepcional, que asistía por igual a ricos y pobres, no cobrando nunca a estos últimos.