Martes, 17 Octubre, 2017

            

El PP destaca que Cuenca y su equipo de gobierno se han convertido en “los reyes de las facturas sin pagar en los cajones”

Los populares responsabilizan al PSOE de que el periodo medio de pago a proveedores se haya “disparado”, lo que demuestra, a su parecer, la “absoluta incapacidad de gestión” de los socialistas

El concejal Francisco Ledesma, en el pleno de septiembre, mostrando un gráfico con la evolución del periodo de pago a proveedores | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El grupo popular en el Ayuntamiento de Granada ha responsabilizado al equipo de gobierno socialista que preside Francisco Cuenca de que el periodo medio de pago a proveedores siga “disparándose mes tras mes”. Las últimas cifras son elocuentes, afirman: 137,68 días de media para abonar las facturas a deudores que, destacan los populares, son en su inmensa mayoría “pequeñas empresas o hasta microempresas, lo que significa que muchísimas economías familiares dependen de ese dinero y están sufriendo por culpa de la desidia de un gobierno que no hace absolutamente nada”.

Así lo ha manifestado el concejal Francisco Ledesma, que ha enfrentado “la capacidad de gestión” y el “esfuerzo” que hizo el PP cuando estuvo al frente de la ciudad, con la “total ausencia de actividad” de los socialistas en los 16 meses que llevan en la alcaldía.

Ledesma ha aportado algunos datos que demuestran esa tesis: en el segundo trimestre de 2012, el periodo medio de pago se situaba en 396 días. A finales de 2014 había bajado hasta los 44,49 y al término del ejercicio de 2015 estaba en 67,69. Sin embargo, desde la llegada del PSOE al gobierno de Granada, prácticamente no ha hecho más que subir: 115 días en febrero, 122 en marzo, 131 en abril y, como último dato dado a conocer, 137,68 en julio.

“Nosotros conseguimos mantenernos en un ratio muy razonable, sobre todo teniendo en cuenta que se había producido una importantísima disminución del presupuesto municipal, que pasó de los 400 millones de 2009 a los 262 de 2011, y también que mantuvimos congelado el IBI entre los años 2012 y 2016”, ha enfatizado Francisco Ledesma, que ha lamentado que los socialistas, ahora, hayan vuelto “a la vieja receta del tripartito, que consistía en guardar las facturas impagadas en un cajón”, y que para recuperar la economía local apenas haya aportado más propuestas que “volver a incrementar el IBI”.

Para Ledesma, es “muy grave” que un ayuntamiento “no sepa hacer frente a sus obligaciones de pago, que debía conocer cuando se hizo cargo del gobierno de esta ciudad. Damos por hecho que sí las sabían, porque de lo contrario sería aún peor. Significaría que ni siquiera estaban al tanto de la situación económica cuando estaban en la oposición, que ni se leían los papeles”.

El concejal popular ha advertido de que, si la tendencia actual se mantiene, el ayuntamiento corre el riesgo de ser intervenido, algo que estaría mucho más lejos “si Cuenca, por un capricho electoralista, no se hubiera negado a pactar con nosotros un presupuesto para el año 2016”. No lo hizo y ahora paga las consecuencias “de no tener un programa económico y de no saber gobernar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *