Viernes, 18 Agosto, 2017

            

El PP denuncia que “los escándalos en la Alhambra no se acaban” y que “nunca ha existido transparencia ni control en el Patronato”

La formación pedirá a la Consejería “explicaciones y medidas” sobre la supuesta reventa de entradas gratuitas del monumento

Imagen ilustrativa de la Alhambra | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

La parlamentaria andaluza Marifrán Carazo ha mostrado esta mañana la “preocupación” de su formación por las últimas noticias conocidas sobre el control de las entradas y acceso a la Alhambra, así como sobre las publicaciones respecto al informe pericial de la Intervención General del Estado, que cifra el perjuicio económico provocado por el caso de las audioguías. Carazo ha manifestado que las últimas informaciones publicadas evidencian que “a pesar del cambio en la dirección del monumento”, el PSOE sigue “controlándolo como si fuera su cortijo”. A juicio de la parlamentaria del grupo popular, “los escándalos en la Alhambra no se acaban y nos están costando muy caros” y ha afirmado que “nunca ha existido control ni transparencia en el Patronato de la Alhambra”.
Por ello, según ha anunciado y ante “la deficiente gestión del Patronato”, su formación pedirá “explicaciones y medidas” a la Consejería en el pleno del Parlamento. Además, Carazo ha exigido a la Junta “celeridad para conocer los resultados de la auditoría interna” por la que los populares han preguntado ya en reiteradas ocasiones y que “investiga los contratos adjudicados por el Patronato en los últimos 10 años”.

La parlamentaria popular ha declarado que “sobre todo lo que nos preocupa es que 11 años después tengamos que estar hoy aquí hablando de un supuesto fraude en las entradas y el control de acceso a la Alhambra”. “A nadie se le escapa que si esas entradas son gratuitas y si en el programa figura que los granadinos tienen que aportar su DNI y su certificado empadronamiento, entendemos que esas entradas son intransferibles”. Así, entienden los populares que “tendrían que existir mecanismos de control en el acceso para comprobar que quien tenía la entrada gratuita podía, o no, participar en la visita”.

Asimismo Carazo ha calificado la decisión del director del Alhambra de limitar los accesos gratuitos para los granadinos al monumento como un ejemplo más de que “poco le importan los granadinos, acabando de golpe y plumazo con lo que además, no es un regalo, sino una obligación”, en referencia a la obligatoriedad de cumplir con las visitas gratuitas exigidas por Ley en el caso de los BIC, Bien de Interés Cultural. La parlamentaria popular ha valorado este hecho como “gobernar desde Sevilla y tomar decisiones en solitario. Estas cuestiones deberían de ser evaluadas en el Patronato pero parece que esto es fruto de la decisión de su director y nos enteramos por los medios de comunicación”.

Marifrán Carazo también ha mostrado su perplejidad ante las “explicaciones contradictorias del director y de la Consejería” y sus “argumentos diferentes”. De hecho, tales diferencias ha llevado a los populares a pensar, en un primer momento, que la mencionada limitación “era una decisión económica”, acostumbrados a la “rutina” de la Junta de “estrujar a la Alhambra como su gallina de los huevos de oro, para restar esas entradas gratuitas y ponerlas en venta para obtener más dinero”.  Pero comprobaron que no, “tras ser el propio director el que habla de un supuesto fraude”, de que “con esas entradas se mercadeaba y, al parecer, se revendían”.
Por ello,  pedirán explicaciones para aclarar “desde cuándo conocía el director del Patronato esta situación, cómo detectó supuesto el fraude y por qué no lo ha denunciado”, así como “cuántas entradas se han podido ver afectadas por este presunto mercadeo”.

“Nos parece de una gravedad manifiesta”, sobre todo teniendo en cuenta los antecedentes del Caso Alhambra, “con un caso visto para sentencia y por el que se han perdido siete millones de euros”, declaró Marifrán Carazo.
Además, la parlamentaria popular ha valorado también las noticias publicadas sobre “el Informe pericial de la Intervención del Estado y encargado por el juez, que sólo en el caso de las audioguías, el desfalco alcanza los 3.200.000 euros”. Además, relató Carazo, el informe “nos preocupa porque detecta “otros contratos irregulares en el monumento que suman más de un millón y medio de euros” y “el fraccionamiento permanente de contratos para hacerlos menores de 18.000 euros y poder saltarse la publicidad, la concurrencia competitiva y amañar contratos”. Lo que ha considerado un nuevo ejemplo “de falta de transparencia política”.

“Según todas las informaciones, lo que apuntaban los trabajadores y lo que pensamos muchos granadinos, el contrato de las audioguías era sólo la punta del iceberg”, reiteró Carazo, y hoy “estamos viendo como son muchos los contratos que están en entredicho, están siendo investigados y que la Junta y el Patronato tiene que esclarecer”.
“En noviembre preguntamos por la auditoria interna, encargada al interventor de la Junta, que tendría que haber sido presentada en septiembre y que hoy seguimos sin conocer”. Según Carazo, dicha auditoría ha de estudiar “minuciosamente todos los contratos de la Alhambra en los últimos 10 años, tal y como pidió el PP”.  La parlamentaria popular ha concluido su intervención recordando al Gobierno andaluz que “es el primero que tiene que colaborar y esclarecer una gestión que pone de manifiesto, además de una falta de control político absoluto, su ausencia de  transparencia”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. A los políticos que discuten ésto se les está escapando conocimiento a pie de calle. Caballeros, ya existía un mecanismo de control para las entradas gratuitas. Lo voy a explicar por enésima vez, por que parece que nadie se ha quedado con el cante, y habida cuenta de que saqué una de éstas entradas en febrero, un mes antes de ésta polémica.

    Para conseguir una entrada gratuita existen dos pasos. El primero es ir al Corral del Carbón con el DNI de cada solicitante y pedir las entradas. Ahí se nos da un papel que nos faculta sacar las entradas EN EL MISMO DÍA. El paso 2 es el mismo día de la visita, se recomienda 1 hora antes del inicio del turno correspondiente de la entrada general (mañana o tarde) y provistos del DNI, se pasa por taquilla. Allí, el trabajador tiene una lista de DNI y solicitantes, y comprueba persona a persona que se está presente y se tiene el DNI correspondiente, tachando a esas personas de la lista (el trabajador mira la foto del DNI y la cara de esa persona para contrastar). Una vez hecho ésto, se imprime la entrada (no es una normal, si no que figura que es de ésta iniciativa para granadinos) y se entrega. Acto seguido se accede a la Alhambra.

    En cualquier caso, y aunque se revendan, estaríamos hablando de entradas revendidas a toda prisa y el mismo día, lo que es casi imposible. Introduciendo un pequeño paso adicional que fuera la necesidad de ingresar inmediatamente en el monumento tras sacar las entradas, la posibilidad de reventa sería menor o igual a cero.

    ¿De qué estamos hablando entonces? De que se ha querido meter la tijera y recortar el número de visitantes. Se dijo sibilinamente durante ésta polémica que se barajaba debido a que los granadinos no hacían apenas uso de éstas entradas, pero es falso. Tras pasar durante 3 ocasiones, de diciembre a enero, por el corral del carbón, sus trabajadores decían que no daban a basto (las entradas se acababan el lunes por la mañana, y hasta la semana siguiente no había más) debido a que Ideal publicó en septiembre un artículo informando de las entradas gratuitas como si fueran un servicio nuevo.

    Blanco y en botella.