Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

El PP deja fuera del programa el aborto y la ley de maternidad aunque promete 2.000 menores embarazadas

Recoge una Ley de Conciliación, certificados para familias monoparentales y ayudas para las que tengan más de 4 hijos

Parte del equipo ejecutivo del PP en comparecencia | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Partido Popular no ha recogido ninguna mención a la reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo en su programa electoral, en el que tampoco figura la prometida ley de apoyo a la maternidad, sino un plan de actuación con diversas medidas y otras ayudas para colectivos concretos, como una de hasta 2.000 euros al año para adolescentes embarazadas y sin recursos.

La reforma del aborto ha sido una de las cuestiones más polémicas de esta Legislatura, pues tras una fallida derogación del actual sistema de plazos, el Gobierno optó por modificar sólo el acceso de las menores de edad a la interrupción del embarazo y mantener el resto de la ley hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre ella, lo que suscitó las críticas de un grupo de parlamentarios así como de las asociaciones auto denominadas pro vida.

A cambio, se introduciría en el programa electoral una ley de apoyo a la maternidad, la misma que el presidente Mariano Rajoy anunció a principios de Legislatura y que si bien ha sonado varias veces, nunca ha llegado a presentarse. La vicesecretaria de Programas del PP, Andrea Levy, confirmó en agosto que sería una “ley de potenciación y acompañamiento de apoyo a la maternidad”, pero en lugar de una norma, lo que se prevé es un plan.

“El Partido Popular está firmemente comprometido con la vida. Por eso, vamos a poner en marcha un Plan de Apoyo a la Maternidad que desarrollará cinco ejes de actuación: prevención, ayudas durante el embarazo, ayudas postparto, seguimiento durante la maternidad y políticas que faciliten su acceso y reincorporación al mercado laboral”, dice el bloque de políticas sociales del programa.

En este apartado, anuncia que se prestará “una especial atención a la adolescencia, con ayudas en el plano económico, psicológico y social a las madres jóvenes y/o en situación de exclusión social” con importes que, afirma, “podrán llegar hasta los 2.000 euros anuales para aquellas madres menores de edad que no tengan respaldo familiar”, así como tendrán “acceso prioritario a guarderías” para que puedan continuar con sus estudios.

Por otra parte, promete “la incorporación a la Cartera de Servicios Comunes del Sistema Nacional de Salud la reproducción humana asistida cuando haya una indicación clínica establecida, de acuerdo con los programas disponibles”, así como el desarrollo de “Estrategias de Atención al Parto Normal y de Salud Reproductiva y de Promoción de la Salud y Prevención”.

CONCILIACIÓN POR LEY

En materia de nacimientos, el PP afirma que aprobará “con el consenso de partidos políticos y entidades sociales, una Estrategia nacional de fomento de la natalidad” así como un “plan Integral para la Conciliación de la vida familiar, laboral y personal de mujeres y hombres, con el fin de remover los obstáculos”.

En este sentido, anuncia “una nueva Ley de Conciliación y Corresponsabilidad, revisando la regulación de 1999 para promover la conciliación en el marco de las nuevas realidades familiares”. Avanza su intención de “ampliar la duración del periodo de excedencia por cuidado de hijos en el caso de familias numerosas”, “profundizar” en el teletrabajo y potenciar las “políticas empresariales que faciliten la conciliación, como las guarderías de empresa”.

“Facilitaremos a los padres y madres una mayor implicación en la educación de los hijos; reconoceremos el trabajo doméstico como apoyo básico e imprescindible a las parejas en las que ambos trabajan fuera del hogar. Impulsaremos el cambio en los usos del tiempo y estimularemos la racionalización de horarios, para conciliar vida laboral y familiar”. dicen los compromisos de este epígrafe.

Precisamente, en materia de familia, el PP propone un “plan de incentivo fiscal”, compromete una revisión de “la forma de computo de las cargas familiares para asegurar un tratamiento uniforme a efectos de aplicar beneficios fiscales y sociales” y dar un “trato específico” a las familias numerosas, monoparentales, en riesgo de exclusión social, con personas dependientes o que padecen violencia familiar”, así como a las que presentan una enfermedad grave, como el cáncer.

En particular, afirma que otorgará la condición de Familia Numerosa de Categoría Especial a partir del cuarto hijo y se creará una certificación especifica para las familias monoparentales, “con una definición homogénea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *