Lunes, 21 Agosto, 2017

            

El PP de Órgiva quiere mantener la cruz que preside una plaza de la localidad

El equipo de Gobierno en Órgiva quiere retirar el símbolo para cumplir con la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía

Cruz de los Caídos’ de Órgiva | Fuente_ Gabinete
Gabinete


image_print

El PP orgiveño ha instado a la alcaldesa de Órgiva, la socialista Mª Ángeles Blanco, a que “no gobierne de espaldas” a los miles de vecinos que se han postulado en contra de la decisión del gobierno municipal de retirar el símbolo de la cruz que preside la plaza de la Alpujarra de la localidad.

Así lo ha defendido Raúl Orellana, portavoz local del PP de Órgiva, quien ha recordado que hay una campaña puesta en marcha de recogida de firmas, en la que orgiveños “de todos los signos políticos” están firmando para mostrar su postura en contra de una decisión “encaminada únicamente a generar división entre los vecinos y fomentar rencores que ya no existen en la mayoría de los pueblos”, salvo en el caso de Órgiva, “donde la alcaldesa del PSOE se empeña en seguir sembrando división y vivir un pasado lleno de rencor que no favorece que Órgiva sea referente de paz y solidaridad”.

El pasado 28 de abril, el grupo socialista, con el apoyo de los ediles de Ganemos y el voto en contra del Partido Popular y del concejal de Ciudadanos, aprobó el inicio de un expediente para la retirada de la cruz que se encuentra en la Plaza Alpujarra de Órgiva, aludiendo al cumplimiento “estricto” de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

Sin embargo, a pesar de ser conocida como la ‘Cruz de los Caídos’, este símbolo fue desprovisto de cualquier significado político tras la retirada de inscripciones con la llegada de la democracia. “Si se la conoce tradicionalmente como Cruz de los Caídos, podemos pensar que hace alusión a todos los caídos en la Guerra Civil no solo a los de un bando, como trata de imponer la alcaldesa de Órgiva en su afán por retirar un símbolo que los orgiveños asocian con un lugar de encuentro cargado de sentimientos, anécdotas y buenos recuerdos frente al rencor en el que los socialistas tratan de envolver a la cruz”.

“La Ley de Memoria Histórica se publicó en 2007 y nadie hasta ahora había reclamado la retirada de la cruz. Es más, ha sido el propio PSOE el que ha llamado la atención de la Junta de Andalucía sobre un símbolo sobre el que la administración andaluza jamás se ha pronunciado, ni ha cuestionado ni pedido su retirada. Es el PSOE de Órgiva el que se empeña en retirarlo y el que ha puesto el foco de atención en el mismo, así que no se justifique en el cumplimiento de la Ley y la Junta de Andalucía, porque en diez años nadie le había llamado la atención sobre un lugar que carece de placas o símbolos políticos”, ha explicado Raúl Orellana.

Por ello, ha pedido a Mª Ángeles Blanco que escuche y atienda la petición de la mayoría de vecinos de Órgiva “que quieren que la cruz permanezca donde está, porque forma parte de la vida de las generaciones que se han sentado o han jugado a su alrededor o han charlado bajo ella”.

“Órgiva tiene muchas prioridades de las que debería ocuparse el gobierno municipal, y en vez de hacerlo, se ha convertido en cómplice de la Junta de Andalucía en el abandono de esta tierra, manteniendo carreteras infames, no construyendo el hospital prometido hace más de 20 años, ignorando la falta de infraestructuras municipales, dando por perdida la construcción de los juzgados, no realizando inversiones para la creación empleo, no apostando porque sea Patrimonio de la Humanidad. O en el ámbito municipal, sin propuestas de calado que puedan transformar Órgiva en un lugar de prosperidad y futuro o aportando dinamismo, transparencia y participación”, ha defendido el portavoz popular.

Raúl Orellana ha considerado que quitar esta cruz, “que no contiene ninguna inscripción y ha sido punto de encuentro y disfrute de muchas generaciones”, no es “ninguna demanda vecinal y no genera ningún conflicto”. “Actitudes talibanes de destrucción de una cruz no producen ninguna reparación a nadie y sólo se explica desde el intento de crear divisiones artificiales ya superadas o el de quererse destacar en las peleas internas congresuales del PSOE de Órgiva o de la propia Mª Ángeles Blanco”, ha apostillado.

La postura del Partido Popular de Órgiva ha sido clara desde un principio. “Nos oponemos a su retirada, pero ante la propuesta del equipo de gobierno socialista pedidnos que sean los orgiveños quienes decidan el futuro de la cruz, mediante una votación popular. Queremos que se dé voz y voto a los orgiveños que están participando en esa recogida de firmas, que se están pronunciando en las redes sociales, que acudieron al pleno y mostraron su disconformidad con la votación, que tienen derecho a ser tenidos en cuenta y, sobre todo, que tienen derecho a que su opinión sea respetada”, ha concluido Orellana.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Aunque vivimos en Sevilla, somos de Orgiva y nos gusta nuestro pueblo y la Cruz forma parte de él . Hasta mis nietos juegan allí cuando vienen!!!!
    Ha sido encuentro de la mayoría de los jóvenes, tenemos más que superado lo que representa … no vengan ahora con historias