Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

El PP cae casi 2 puntos y marca su peor dato, pero sigue por delante del PSOE

Rajoy y Rubalcaba siguen con un nivel de desconfianza de en torno al 90% y su labor sólo es elogiada por un 5% de los encuestados

E.P


image_print

El PP marcó en enero su peor dato en una encuesta del CIS, con una estimación de voto del 32,1%, lo que supone 1,9 puntos menos que tres meses antes y doce puntos por debajo de su resultado en las generales de 2011. Pese a todo, en el ecuador de la legislatura sigue manteniendo 5,5 puntos de distancia sobre el PSOE, que también marca su cota mínima con un apoyo calculado en el 26,6%.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sitúa a Izquierda Unida en la tercera posición con un apoyo del 11,3% y detrás aparece UPyD, que marca su récord particular con un respaldo del 9,2% y con su líder, Rosa Díez, como la política mejor valorada.

Este Barómetro, el primero del año del CIS con intención de voto, se basa en 2.480 entrevistas realizadas en 239 municipios de 49 provincias entre los días 1 y 15 de enero, con lo que ya registra los efectos de la anunciada reforma de la ley de aborto, la imputación de la infanta Cristina, la operación policial contra los abogados de ETA, los disturbios en el barrio burgalés del Gamonal y la entrevista entre Mariano Rajoy y Barack Obama.

EL PSOE GANA EN VOTO DIRECTO FRENTE AL VOTO OCULTO DE PP

En ese contexto, se pregunta a los encuestados a qué partido votarían si las elecciones fueran mañana mismo, lo que se denomina voto directo, y ahí el PSOE figura por delante con un respaldo espontáneo del 11,8% frente a un 10,8% del PP. Eso sí, hay un 21,1% de indecisos, un 24,2% que asegura que no votaría y un 2,5% que se niega a contestar. Sumando a ese voto espontáneo las simpatías que manifiestan los encuestados que no se definen claramente, el PSOE también aparece en cabeza, con un 17,1% frente a un 14,2% del PP.

Pero en la encuesta también se refleja el voto oculto del PP pues al preguntar por el recuerdo de voto de las últimas generales, aparece un 27% de electores socialistas (apenas un punto por debajo de lo que realmente cosechó el PSOE) y sin embargo sólo un 31,9% asegura haber votado al PP en 2011, cuando en realidad logró un 44,6%.

Con todo ello, y teniendo en cuenta el resto de la encuesta, el CIS concluye otorgando una estimación de voto al PP del 32,1% por ciento, lo que supone su peor dato en los barómetros de opinión de los últimos diez años, 1,9 puntos por debajo de lo que se le atribuía tres meses antes y doce puntos por debajo del resultado electoral de 2011, cuando ganó con mayoría absoluta.

LOS SOCIALISTAS, POR DEBAJO DE SU DERROTA DE 2011

Al PSOE, por su parte, se le calcula un respaldo del 26,6%, también su cota mínima desde que los tiempos de José Luis Zapatero en la oposición. Ese porcentaje supone una caída de dos décimas respecto al mes de noviembre y dos puntos por debajo de su resultado de 2011, cuando logró su menor representación en las Cortes.

Así las cosas, la distancia entre los dos partidos mayoritarios se queda en 5,5 puntos a favor del PP, casi dos puntos menos que la que había en noviembre (7,2) pero siete décimas más que la registrada un año antes (4,8 puntos en enero de 2013). En las generales de 2011 la ventaja del PP fue de casi 16 puntos.

Los líderes de los dos grandes partidos siguen ‘bajo sospecha’, pues nueve de cada diez encuestados no confían ni en Mariano Rajoy (88,1%) ni en Alfredo Pérez Rubalcaba (90,9%), que cosechan sus peores notas personales (2,22 para el presidente del Gobierno y 3 para el líder socialista). Además, siete de cada diez (70,8) critican tanto la labor del Gobierno del PP como la oposición del PSOE.

El CIS otorga la tercera plaza a Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya, con un respaldo del 11,3%, en línea con lo que viene marcando desde el pasado verano y cinco puntos por encima de su resultado de 2011. Su coordinador federal, Cayo Lara, figura como el segundo político de ámbito nacional más valorado, con una nota de 3,72 puntos.

En cuarto lugar figura UPyD, que logra su mejor registro con un apoyo estimado del 9,2%, doblando el porcentaje que obtuvo en 2011 y que ya le permitió formar grupo propio en el Congreso por primera vez. Su líder, Rosa Díez, cumple dos años como la política mejor valorada del país, con una nota de 4,15 puntos.

Entre las formaciones de ámbito territorial, el CIS sigue colocando a CiU por delante de ERC en Cataluña (3,4 frente al 2,5%) y al PNV por encima de Amaiur (1,5 por 1,2%).

CAÑETE SIGUE EN CABEZA Y GALLARDÓN PASA A LA COLA

Por otro lado, las calificaciones a los miembros del Gobierno, como las del conjunto de los políticos, siguen en el suspenso. El titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, se mantiene como el mejor valorado con una nota media de 3,17 puntos, por delante de José Manuel García Margallo (Exteriores), Ana Pastor (Fomento) y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

En los últimos puestos siguen los ministros de Educación, José Ignacio Wert, y de Sanidad, Ana Mato, con 1,43 y 1,97 respectivamente, y a ellos se ha unido el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que al principio de la legislatura era el político mejor visto y ahora, en el ecuador, es el cuarto por la cola con una nota de 2 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *