Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

El PP alerta sobre la “amenaza” de la Junta de Andalucía con seguir reduciendo unidades educativas y plantilla docente en la provincia

Los populares pedirán en el Parlamento andaluz un estudio exhaustivo de la situación de los colegios granadinos

Rueda de prensa del PP | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

El PP ha alertado sobre la “amenaza” de la Junta de Andalucía con reducir, un curso escolar más, el número de unidades educativas en los colegios de nuestra provincia. Así lo ha anunciado Marifrán Carazo, parlamentaria andaluza del PP, quien ha recordado que el curso pasado ya se “consolidó” esa reducción en el número de aulas “y durante este curso parece que la historia se repite”.

En este sentido, la popular ha afirmado que el inicio de curso escolar en la provincia de Granada está en “estado de alarma” y ha anunciado que pedirá en el Parlamento andaluz un estudio exhaustivo de la situación de los colegios granadinos, respecto a unidades educativas y ratio, de cara al inicio de curso.

Con datos oficiales de la Consejería de Educación sobre la mesa, Carazo ha recordado que el año pasado, respecto al curso 2014/2015, solo Educación Infantil pasó de 3.894 a 3.859 unidades educativas. Caso similar al de Educación Secundaria, cuyas unidades también se vieron reducidas de 2.064 a 2.059 en la provincia de Granada.

“La consecuencia directa es que 34 de los 249 colegios de Infantil y Primaria han superado la ratio establecida de 25 alumnos por aula, como han denunciado los sindicatos educativos y de cuya denuncia se hace eco el Partido Popular”, ha explicado la diputada autonómica, quien ha aclarado que la normativa permite que, ante situaciones excepcionales y sobrevenidas de necesidades de escolarización, se supere la ratio, “pero no que se convierta en una norma en 34 colegios granadinos al iniciarse el curso”.

Marifrán Carazo ha criticado que la “solución” que da el gobierno de Susana Díaz ante las alteraciones de alumnado en los municipios de Granada “es reducir siempre unidades educativas a costa de practicar desdobles en las aulas, lo que supone a su vez reducir el número de profesores docentes, que se traduce en 1.200 profesores menos en los últimos cuatro años en la provincia de Granada”.

“En la mayor parte de los casos, cuando se suprime una unidad educativa, arrastra al menos a un profesor docente y aumenta la ratio en las clases respecto al número de alumnos por profesor”, ha sentenciado.

La parlamentaria andaluza ha aludido a Susana Díaz como responsable última de estas reducciones, puesto que es la Junta de Andalucía “la administración que tiene las competencias en exclusiva en materia educativa, en la planificación, escolarización e infraestructuras educativas en la provincia de Granada”.

“Entendemos que el gobierno andaluz fije su objetivo en la escolarización, pero le exigimos que lo haga con normalidad y cumpliendo la ley, sin superar las ratios profesor-alumno como viene siendo habitual”, ha apostillado.

Marifrán Carazo ha defendido que, desde el grupo parlamentario del PP en el Parlamento de Andalucía, se va a seguir “reivindicando” que no se reduzcan más unidades educativas y profesorado en los municipios granadinos y que se dé una explicación para las que ya se han reducido, como son los casos de Dúrcal, Ogíjares, Alfacar, Murtas, Salobreña, Almuñécar o Huétor Vega. “Municipios que siguen esperando una respuesta por parte de la Junta”, ha añadido.

Precisamente, los padres de alumnos del colegio Francisco Ayala de Ogíjares se han manifestado ante la Delegación de Educación de la Junta en Granada tras la supresión de una unidad educativa en Primaria “con el argumento de la administración andaluza de que hay tres alumnos menos respecto al curso pasado”.

Sin embargo, la reivindicación de los vecinos de Ogíjares “no queda ahí”, como ha informado Vicente Aguilera, portavoz popular en el Ayuntamiento ogijareño, quien ha denunciado que la cesión “temporal” de un local municipal para uso de comedor escolar a la espera de que el colegio fuera ampliado se ha normalizado de tal manera que han pasado diez años y la situación “sigue igual”.

“La situación del comedor se ha agravado no solo por el hecho de que el local no esté en las cercanías del centro escolar y obligue a los niños a desplazarse, sino porque la demanda es tal, con 86 usuarios, que tienen que dividirse en dos turnos para poder comer, traduciéndose en un caos de hacinamiento vergonzoso”, ha señalado Aguilera.

El portavoz del PP ha llamado la atención sobre el hecho de que Ogíjares no tenga un comedor escolar “digno” y el colegio tenga además aulas prefabricadas, “mientras la Junta de Andalucía tiene a su disposición terrenos municipales para acometer la ampliación del colegio Francisco Ayala”.

Una situación similar es la que se vive en los colegios públicos La Cruz y Nuestra Señora del Carmen de Dúrcal, donde a lo largo de los dos últimos años se han reducido unidades educativas en ambos centros educativos. “De esta forma, la ratio ha aumentado a 28 alumnos por clase entre alumnos de cuatro años. No se trata de una excepcionalidad, sino de saltarse la norma claramente”, ha aludido José Pazo, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Dúrcal.

También Pazo ha hecho referencia a las “deficiencias” en el servicio de comedor, que se encuentra a una distancia de 1’5 kilómetros entre un centro escolar y otro. Bajo el mandato del PP en el Consistorio, como ha confirmado el propio José Pazo, se aprobaron subvenciones municipales para pagar un autobús que trasladara a los alumnos hasta el comedor.

“La alcaldesa del PSOE ha suprimido estas ayudas económicas y los 12 pequeños van andando, haga frío o calor, y con una sola monitora hasta el comedor del otro colegio”, ha lamentado el portavoz popular.

Tal es así, que según ha relatado José Pazo, se está produciendo la “emigración” de muchas familias de Dúrcal hasta municipios cercanos, como Nigüelas, para garantizarles a sus hijos una educación “de calidad” en centros escolares con muchos menos alumnos por aula y un número de profesores adecuado a la ratio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *